Entrevista con Gachi Tapia de Argentina

Gachi_Tapia

Foto: Gachi Tapia

Continuamos compartiendo con los lectores del blog entrevistas con autores de reconocidas obras sobre la mediación en Latinoamérica. En esta oportunidad contamos con la participación de Gachi Tapia, una de las mediadoras más reconocidas de Argentina y que ha trascendido sus fronteras trabajado en procesos de diálogo en varios países. Es un honor contar con una entrevista de Gachi y leer sus respuestas que inspiran sobre la mediación. Para Gachi, “el éxito de un proceso de mediación no consiste en alcanzar un acuerdo sino en que el mismo se cumpla, por lo cual, el diseño del mismo requiere asegurar la sostenibilidad del mismo” este es uno de los puntos que los interesados en la mediación deberíamos preguntarnos más allá de cuántos acuerdos se logran y en qué medida la intervención del mediador está llegando a niveles más profundos del conflicto. Otro aspecto a resaltar de la entrevista es que “la construcción de paz requiere de múltiples procesos de diálogo, negociación y mediación aplicados a diversas etapas de la evolución de los conflictos”, con ello, los conciliadores colombianos hacen parte de la construcción de paz aplicando sus habilidades de conciliación.

Esperamos que la entrevista sea del agrado de los lectores.

  1. Cuéntenos cómo fue su primer contacto con la mediación y qué le llamó la atención para trabajar en ella.

Mi primer contacto con la mediación fue a través de una querida jueza, Gladys Alvarez, con quien yo estaba vinculada desde 1984, dando cursos como su ayudante y luego adjunta de catedra de Filosofía del Derecho en la UBA. En 1993 también fui durante un tiempo su relatora en la Cámara Civil en 1993, de la cual ella formaba parte. Gladys y Elena Highton, actualmente jueza de la Corte Suprema de Justicia, se articularon con el Ministerio de Justicia para explorar las posibilidades de introducir la institución de la mediación en Argentina, en el marco de una política de métodos de resolución de justicia que venía promoviéndose en toda la región. Comencé traduciendo artículos del inglés, muy entusiasmada con la posibilidad de ser parte del trabajo para ayudar a promover que un Proyecto Piloto de Mediación se instalara en la argentina. Junto a Gladys acompañé ese proceso, fui parte del grupo fundador de la Fundación Libra, y del grupo de profesionales que recibimos las primeras capacitaciones por parte de mediadores extranjeros, integrando luego el primer cuerpo de mediadores en el país.

  1. Una de sus publicaciones: “Herramientas para trabajar en mediación” junto con Francisco Diez, es un referente importante en la materia en la región de Latinoamérica, cuéntenos qué la llevó a escribir este libro y qué significado tiene para usted dicha obra en el momento en que en Argentina se empezaba a desarrollar la mediación con mucha fuerza.

Con Francisco Diez somos amigos desde muy jóvenes cuando estudiábamos en la Facultad de Derecho. Luego formamos parte del proyecto piloto de mediación y adquirimos mucha experiencia mediando casos en el marco de las capacitaciones que se ofrecían desde el Ministerio de Justicia a profesionales de todo el país, las cuales nos ayudaban a sistematizar nuestras experiencias y pensar mucho las intervenciones que discutíamos durante las pasantías con colegas y profesionales, desde una perspectiva interdisciplinaria. En esa etapa, las publicaciones sobre mediación eran muy requeridas dado que no existía bibliografía en español a disposición. En ese momento, ya terminando el proyecto piloto, pensamos con Francisco que un libro de “practicantes mediadores”, donde mostráramos con casos reales cómo articulábamos las teorías con la práctica, y cómo íbamos desarrollando nuestras propias teorías de abordaje, podría ser una contribución a la expansión del campo de la mediación. Fue un trabajo arduo, pero agradezco a Francisco su empuje para animarme a escribirlo cuando el trabajo y mi familia me tomaban tanto tiempo. Recuerdo y agradezco la paciencia de mi marido y de mis hijas cuando tenía que encerrarme a escribir después del trabajo, y la de mis padres cuando les pedí pasar un fin de semana en su casa para terminar el capítulo del libro sobre “Herramientas para legitimar y re-encuadrar”. Hemos pensado alguna vez en realizar una edición actualizada, dado que es un libro de lectura obligatoria en algunos lugares del país para la formación de mediadores, sin embargo, siempre nos falta tiempo.

  1. Teniendo en cuenta lo planteado en su libro “Herramientas para trabajar en mediación” y los desarrollos posteriores teóricos y prácticos ¿De qué manera un mediador puede ayudar a lograr acuerdos sostenibles en el tiempo? ¿De qué manera el mediador mejora sus habilidades para ser consciente de las percepciones de las partes en el conflicto y no de su propia percepción de este?

Esta pregunta incluye al menos dos muy diferentes. La primera vinculada a la sostenibilidad necesitaría de más desarrollo, porque depende del tipo de procesos.  Desde la época en la cual escribí el libro, mi práctica ha pasado de mediar conflictos interpersonales al diseño y la implementación de procesos más complejos en el marco de conflictos públicos y sociales. En cualquier caso, el éxito de un proceso de mediación no consiste en alcanzar un acuerdo sino en que el mismo se cumpla, por lo cual, el diseño del mismo requiere asegurar la sostenibilidad del mismo. En acuerdos interpersonales el mediador puede incorporar al acuerdo las cláusulas para el cumplimiento, y, en los casos que involucren relaciones de más largo plazo, como las familiares o las relaciones en el lugar de trabajo, un proceso de seguimiento del acuerdo suele ser muy útil para apoyar a las partes al cumplimiento del mismo, o a su reformulación si fuera necesario. Esto resulta más complejo en conflictos estructurales donde la sostenibilidad depende del diseño y cumplimiento de las etapas de implementación, que consisten en nuevos procesos a ser diseñados bajo ciertas características y suelen requerir de varios roles para lograr la sostenibilidad. En cualquier caso, estoy hablando de chequeos y verificaciones externas.

La otra pregunta está vinculada a aspectos que denominamos de chequeo interno. Como practicantes necesitamos tener siempre activados el denominado “ojo del observador-a” (Maturana, 1987, biología del conocimiento) para chequear permanentemente dónde nuestras propias percepciones colonizan el modo en que significamos los relatos y ponen en riesgo la identificación de percepciones de las partes. Si bien hemos focalizado siempre en herramientas de comunicación donde la habilidad de formular preguntas y reformulaciones es clave para poder ir transformando percepciones que anclan el conflicto, cada vez estoy más convencida, de que aun con herramientas muy sofisticadas, trabajando la decodificación de nuestros “supuestos”, lo más importante para nuestra práctica, es el trabajo que podamos hacer desde nuestros recursos internos. En un lenguaje más sencillo, quisiera transmitir que la calidad de conexión que tengamos con las partes es fundamental para poder ser útiles, y que dicha calidad depende de cuánto tiempo y esfuerzo dediquemos al trabajo con nosotros mismos.

  1. ¿Cuál es su opinión sobre la mediación como una herramienta de construcción de paz desde lo teórico y lo práctico?

Creo que la palabra mediación suele quedar un poco limitada para describir la cantidad de procesos de cambio que requiere la construcción de paz,  prefiero a veces enmarcar el tema hablando de procesos de diálogo, donde si bien aplicamos las mismas herramientas, el diseño del proceso suele ser más complejo dada la multiplicidad de actores aunque el objetivo del diálogo no siempre involucra una negociación asistida como la mediación , pero suele generar las condiciones para que la misma pueda tener lugar. Aclarado ese punto, creo que la construcción de paz requiere de múltiples procesos de diálogo, negociación y mediación aplicados a diversas etapas de la evolución de los conflictos.

  1. Con base en su experiencia de resolución de conflictos en Colombia en los últimos años ¿De qué manera los conciliadores (mediadores colombianos) han venido y/o podrían verse como constructores de paz o parte de un movimiento relacionado con la paz?

El proceso de paz de Colombia no es solo un proceso, sino muchos, en una infinidad de tramas, etapas no lineales, actores visibles y no visibles, plataformas de actores que se organizan para poder  lograr articular un nuevo sistema de altísima complejidad, y conlleva -más allá de los esfuerzos tangibles para lograr implementar los  acuerdos formales-, el  poder  gestionar, contener y transformar emociones como el miedo, el  odio y el trauma de quienes sufren con el conflicto, así  como el gestionar intereses poderosos que pueden ganar más manteniendo un status quo que  promoviendo condiciones para la paz.

En el caso Colombia, como en cualquier proceso de paz, el desafío mayor será el largo proceso de lograr implementar los acuerdos, manejando los conflictos que dicha implementación acarreará, y tratando de   articular esfuerzos de muchos actores, no sólo las partes, porque conllevarán la trasformación de causas estructurales que alimentaron el conflicto armado durante más de 50 años. En ese marco, creo que quienes tienen la formación de mediadores, tienen la capacidad más desarrollada para actuar en situaciones donde el rol sea necesario o pueda adaptarse al de mediadores internos. La implementación de distintos tramos de los acuerdos debe lidiar con múltiples situaciones de conflictos que se enmarcan dentro del conflicto más amplio y complejo, involucrando inclusive, la dificultad de negociar entre partes que están alienadas en su objetivo común pero que no logran gestionar intereses diferentes o conflictos interpersonales. Sin embargo, desde mi experiencia, también considero que hay que ser prudentes en la exposición del rol en ciertos lugares y circunstancias. A veces, lo importante es tener y poder poner en juego las habilidades de la mediación, sin atribuirse el rol como tal.

  1. ¿Para usted cuáles son los principales avances y retos de la mediación en Argentina?
  2. ¿Cómo ve el futuro de la mediación en Latinoamérica? ¿Estamos avanzando, estamos estancados o estamos retrocediendo?

Respondo estas dos preguntas juntas y de manera limitada porque hace tiempo que no trabajo en Argentina sino en otros países, principalmente en la región y desde organismos internacionales. Me animo a decir que en Argentina ha habido gran avance en diversas áreas y especialidades, por ejemplo, la justicia restaurativa está tomando la mediación como una de sus prácticas avanzando en el campo de cuestiones penales que al iniciarnos en esta institución eran temas que quedaban fuera del alcance de la misma. Han crecido instituciones que incorporan la mediación comunitaria a nivel de organismos públicos, y desde esos ámbitos, el campo de acción se extiende a procesos multi partes y complejos para abordar y facilitar procesos de construcción de consensos en el marco de conflictividad social. En este momento se está diseñando una encuesta desde Mediadores en Red justamente para evaluar el estado de la práctica en el país.

Creo que el futuro de la mediación en la región y a su vez, el desafío, está expandir su campo a los conflictos complejos por la multiplicidad de actores (públicos, privados, sociales) y las temáticas que involucran y que hoy traccionan la conflictividad en la región, como es el caso de los conflictos socio ambientales. En estos escenarios, los mediadores necesitarán especializarse un poco en temáticas más específicas, como la aplicación de salvaguardas ambientales y sociales, y la implementación de procesos de consulta, incluyendo las especificas con comunidades indígenas, pero sobre todo en cuestiones vinculadas al diseño estratégico del proceso y a técnicas de facilitación de diálogos. Esto no invalida que la mediación interpersonal y la vinculada a los casos dentro de la administración de Justicia como en instituciones colaboradoras de la misma no siga expandiéndose en función de los buenos resultados que la institución ha logrado.

Uno de los mayores desafíos que veo es la incorporación de la Mediacion a sistemas altamente burocratizados donde la excesiva normatividad le quita al instituto la necesaria flexibildad que hace a su característica definitoria.

Muchas gracias a Gachi por compartir sus enseñanzas y provocarnos con temas para reflexionar sobre la mediación.

Graciela (Gachi) Tapia, abogada, mediadora y experta en diseño de procesos, es actualmente consultora a tiempo parcial en Diálogo y Mediación en la Unión Europea y el Departamento de Asuntos Políticos de la ONU, DPA, y ha sido miembro del StandByTeam de expertos de la ONU. Unidad de Mediación de DPA durante 2012. Tiene 20 años de experiencia en la transformación de conflictos, ha sido pionera en este campo en Argentina y América Latina a través de la mediación de conflictos socioambientales, facilitando diálogos y procesos de creación de consenso para el diseño e implementación de políticas públicas. Es fundadora y ex Directora de Socios para el Cambio Democrático en Argentina (1998/2006). Desde 2007 es experta principal para varias organizaciones internacionales como el Proyecto de Diálogo Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, la OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, la Unión Europea, la Fundación Interamericana, el Centro Carter, entre otras organizaciones.  Ha trabajado conjuntamente con expertos internacionales como John Paul Lederach, William Ury y Jimmy Carter en iniciativas de consolidación de la paz en Bolivia, Venezuela, Colombia y Ecuador. Es autora de varios artículos publicados y coautora del libro Herramientas para trabajar en medición de la editorial Paidós.

El libro mencionado en la entrevista es el siguiente.

Libro Gachi

 

Naciones Unidas resalta el papel de la conciliación y mediación en la construcción de paz

UNnews

En un debate en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Secretario General António Guterres, hizo un llamado al uso de los métodos de resolución de conflictos en el contexto del mantenimiento de paz. Esta noticia publicada por UN News llama la atención toda vez que por lo general, la mediación y la conciliación son mencionados como instrumentos de justicia y del derecho y no de paz. Vale la pena revisar las palabras del mencionado organismo internacional para continuar explorando el alcance de la conciliación y la mediación más allá de la justicia.

La nota es la siguiente:

Prevenir, arbitrar, desarrollar… herramientas fundamentales para la paz

 

12 Junio 2019

Actuar de manera rápida y unida en la prevención de los conflictos evita que se agraven las crisis, y logra que se salven vidas y se reduzca el sufrimiento, pero el desarrollo sostenible es el mejor plan para crear sociedades estables que aborden las causas profundas de cualquier tipo de violencia.

La prevención de conflictos y la mediación son dos de las más importantes herramientas de las que disponemos para reducir el sufrimiento humano, afirmó este miércoles el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, en un debate en el Consejo de Seguridad sobre el uso de estos dos instrumentos en el Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

 

Cuando actuamos con prontitud y permanecemos unidos, podemos evitar con éxito que las crisis se agraven, salvando vidas y reduciendo el sufrimiento, cumpliendo el mandato más fundamental de las Naciones Unidas, como se establece en el Preámbulo de la Carta”, afirmaba.

Acto seguido, destacó el trabajo de la Organización en diversas partes del planeta para alcanzar estos objetivos como fueron las transiciones constitucionales de poder en Mali y Madagascar, el acuerdo de paz entre Etiopia y Eritrea el año 2018 o el alcanzado en Sudán del Sur entre el presidente del país, Salva Kiir, y su expresidente, Riek Machar el mismo año.

Todos ellos, han creado un “renovado sentimiento de esperanza” en contraposición con los serios desafíos en otras zonas como Yemen, la República Centroafricana o Burkina Fasso, donde continúa la presión para resolverlos “en todas las direcciones”.

El difícil objetivo de lograr la paz

Pese a todos estos esfuerzos, Guterres destacó los “enormes obstáculos” a los que se enfrenta la paz internacional debido a las divisiones en la comunidad internacional, la reaparición del populismo y las políticas que favorecen el rencor, la marginación y el extremismo.

“En algunos países se intentan retrocesos en derechos humanos y en los avances logrados en los últimos decenios en materia de género e inclusión. El espacio de la sociedad civil se está reduciendo”.

Como ejemplo citó la situación que se vive en Siria donde se viven “escenarios continuos de inestabilidad, violencia y sufrimiento”, o en Libia donde denunció que hay una “falta de incentivos morales” para finalizar una guerra en la que su representante especial trabaja para lograr un cese al fuego.

También mencionó su preocupación por la continua situación de crisis en Venezuela y su repercusión humanitaria.

“He estado siguiendo de cerca el proceso en Noruega y apoyo los esfuerzos internacionales en curso para encontrar una solución pacífica y negociada alcanzada por los principales actores políticos venezolanos. Mis buenos oficios siguen estando disponibles para apoyar negociaciones serias entre las partes”.

Otros recursos de para la solución de conflictos

Uno de los instrumentos que invocó Guterres en favor de la prevención y resolución de conflictos fue el Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas que establece una amplia gama de instrumentos que las partes pueden utilizar para la resolución de discordias.

“Negociación, investigación, mediación, conciliación, arbitraje, arreglo judicial, recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios de paz de su elección”.

El Secretario General instó a los gobiernos a usar estas herramientas y al Consejo ejercer su autoridad sobre las partes para aplicarlas.

Para leer la nota completa se puede consultar el siguiente enlace:

https://news.un.org/es/story/2019/06/1457651

El futuro de los mediadores y la mediación en Inglaterra

Legal business

La web de Legal Business ha publicado una nota patrocinada por Independent Mediators donde algunos mediadores con muchos años de experiencia comparten sus opiniones sobre esta disciplina.

A continuación se comparten algunos apartes de la entrevista con comentarios propios.

¿Qué tendencias a futuro ven para los mediadores?

Muchos mediadores están siendo entrenados pero no consiguen trabajo. Hay escasez de calidad porque los nuevos mediadores no tienen la oportunidad de practicar y, por lo tanto, mejorar. Esta área es vital para el desarrollo de la mediación. La experiencia casi universal es que los usuarios se apresuran a determinar la calidad de los mediadores y los que no son aprobados no se vuelven a utilizar. El Consejo de Mediación Civil y las normas observadas por los proveedores con sus propios sistemas de control de calidad ayudan a establecer y mantener estándares.

Los cursos de capacitación originales fueron inspiradores, imaginativos y en su día una tormenta de aire fresco para los alumnos educados con capacitación de negociación limitada o nula. Hoy la formación se ha extendido en longitud y complejidad. Sin embargo, existe una necesidad más que nunca de mantener estas habilidades mediante la revisión periódica y la observación de la capacitación en todos los niveles para incorporar las últimas ideas.

En cuanto a la regulación de los mediadores, como profesión actualmente operamos un modelo de autorregulación con un telón de fondo de una regulación de toque ligero a través del Código de Conducta Europeo para Mediadores. Consigue mantener la mediación lo más flexible y libre de reglas posible. No vemos la necesidad de incorporar ninguna otra regulación en este momento.

Para el caso colombiano, una de las limitaciones a futuro de los conciliadores es que muchos son capacitados a través del diplomado de conciliación, pocos de los “egresados”  ejercen como conciliadores y por lo tanto no es promisoria la profesionalización de la conciliación. En este mismo sentido, sigue siendo preocupante la estadística que el 61% de los conciliadores del país se encuentran en estado registrados inactivos. Debemos preguntarnos y conocer las causas que llevan a que las personas estén interesadas en inscribirse en los centros de conciliación pero no realizar conciliaciones. También es necesario que los ciudadanos estén mejor informados sobre qué es la conciliación y qué debe esperar del conciliador para que puedan ejercer su autonomía de la voluntad plenamente. Esto mismo se convertiría en una herramienta de control del usuario al conciliador. Puede suceder que el conciliador presione a las partes para llegar a un acuerdo y estas terminen pensando que eso es una buena conciliación.

En el país se ha avanzado en la calidad de los cursos de formación de conciliadores y algunos centros de conciliación hacen revisión y observación de las calidades de sus conciliadores en la práctica. Esto se debe mantener y mejorar técnicamente para que los conciliadores tengan el apoyo necesario para mejorar sus habilidades. Desde la academia hace falta trabajo en equipo e inversión en la innovación e investigación para liderar el análisis y creación de teorías y prácticas conciliatorias para el desarrollo de la disciplina. Los debates en la materia siguen siendo predominantemente jurídicos donde hay poco espacio para el crecimiento. 

Hasta tanto no se establezca que la conciliación es una profesión, difícilmente se generará un sistema profesional de control en el ejercicio conciliatorio. Aún se piensa que el conciliador es un mero administrador de justicia transitorio y/o servidor público y existe confusión en los roles del Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación para su control. ¿Qué pueden hacer el Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación por los conciliadores cuando no cuentan con la capacidad institucional técnica para liderar e instruir sobre una profesión y se les pide que sean las autoridades disciplinarias? 

¿Qué tendencias a futuro ven para la mediación?

Hay un crecimiento continuo significativo en la mediación internacional. La aparición de la mediación en todo el mundo ha sido una de las tendencias de los últimos 30 años. La tendencia continuará con la creciente aparición de una verdadera mediación internacional en asuntos de inversionistas / estado y comercio global / comercio multi-jurisdiccional con casos multipartidistas transfronterizos.

Los asuntos cada vez más complejos que llegan a la mediación han hecho que se pida al mediador que se involucre más temprano en el proceso y que se mantenga involucrado después de la mediación. Esto también ha llevado a un uso cada vez mayor del diseño de procesos a la medida con el mediador que trabaja con las partes como líder del proceso. Ha habido una creciente sofisticación en las habilidades y técnicas de negociación utilizadas por las partes y los mediadores. La mediación se está adaptando para enfrentar disputas que normalmente nunca hubieran sido objeto de mediación.

Phillip Howell-Richardson comenta: “Existe una mayor comprensión de las causas de las disputas, del análisis científico de las personas bajo estrés y del estudio del arte y la ciencia del comportamiento de negociación. Todas estas y varias otras áreas que surgen de estas exploraciones se desarrollarán en el futuro “.

Existe la posibilidad de que la mediación sea obligatoria a medida que los legisladores intenten reducir la carga de trabajo de los tribunales para ahorrar dinero. Este no es un desarrollo que IM esté de acuerdo, ya que el núcleo de la mediación es un proceso consensual.

Es probable que haya más mediación en línea para disputas de menor valor, responsabilidad del consumidor y del producto. ¡Una visión aterradora pintada por un colega de mediación fue que dentro de diez a 15 años la inteligencia artificial podrá llevar a cabo la mayoría de los litigios y mediaciones!

En Colombia no se evidencia un desarrollo de la conciliación como una herramienta de resolución de conflictos internacionales. La conciliación colombiana no está diseñada desde el marco jurídico para ser competitiva y atractiva para el mercado internacional, nuestras normas son extensas, complejas, formales y cuasiprocesales, características que los inversionistas y extranjeros huyen a la hora de resolver un conflicto en un escenario jurídico que desconocen. Tan solo decir que un acuerdo de conciliación puede ser demandado por tutela es un argumento suficiente para no pactar una eventual conciliación.

Al igual que lo dicho por Phillip Howell-Richardson, en Colombia, se requiere mayor interés e inversión por el conocimiento y desarrollo de teorías para entender los conflictos y su resolución conciliada. 

Colombia parece continuar y querer afianzarse en la idea que la conciliación debe ser un requisito de procedibilidad. Al igual que IM, el narrador de este blog considera que la conciliación debe rescatar su naturaleza consensual. Es una falacia afirmar que la conciliación ha descongestionado los despachos judiciales, pero esta es una narrativa tan poderosa que se ha convertido en una posverdad difícil de desmontar con argumentos y cifras. 

Finalmente, se continúa vislumbrando que el futuro de la conciliación estará en la inteligencia artificial, este parece ser un camino innegable.

Fuente: https://www.legalbusiness.co.uk/analysis/disputes-yearbook-2019/sponsored-briefing-mediation-goes-mainstream/ 

Congresos de mediación II semestre de 2019

La educación continua es parte del crecimiento profesional de los conciliadores y mediadores, a continuación se dan a conocer algunos de los eventos que se desarrollarán en el segundo semestre de 2019 en materia de mediación.

congresobrasil

O objetivo do Pré- Encontro é fomentar as boas práticas sobre arbitragem, mediação
e demais meios privados de prevenção, gestão e resolução de conflitos na
comunidade brasileira, proporcionando oportunidade de promoção, visibilidade e
intercâmbio de experiências para programas institucionais ou individuais
vinculados aos referidos temas.

Fecha: 6 y 7 de junio de 2019.

Lugar: Rio de Janeiro, Brasil.

Precio: R$450

Web: https://encontroconima.org.br/edital/

congresoargentina

El 1er Congreso Americano de Mediación, Negociación y Arbitraje a desarrollarse en la Ciudad de Corrientes aspira a ser un espacio de encuentro para reflexionar y debatir respecto al estado de situación de los métodos participativos de resolución de conflictos con el fin último de contribuir a la promoción de la Cultura de Paz, la Convivencia y el Acceso a Justicia.

Fecha: 26 al 28 de junio de 2019.

Lugar: Corrientes, Argentina.

Precio: $4.200

Web: https://www.congresoamericanodemediacion.com/ 

Congresousa

Everywhere you look, the deep divide that has taken hold of our country is evident. Story after story point to news of a deeply divided nation. Politics have pitted family members against each other. Children are being taken from their families. Body cameras and mobile devices position to capture tense police-community interactions. And, the phrase “active shooter” is part of our normal vocabulary. Hate has become acceptable, some say even fashionable. What is our responsibility as conflict resolution practitioners to help Heal The Divide?

At ACR’s 2019 Annual Conference, we want to explore this question from every angle and from every conflict resolution process. What can we learn from research, and how can we apply what we have learned? How can we help our families, our communities, and our nation begin to Heal the Divide? The theme for the 2019 Annual Conference is Heal the Divide: A Focus on the Role of ADR Practitioners in a Divided Society.

Fecha: 18 al 21 de septiembre de 2019.

Lugar: Tucson, Estados Unidos.

Precio: $TBD

Web: https://acrnet.org/events/EventDetails.aspx?id=1227173&group= 

 

congresoespaña.PNG

Este congreso tiene como fin último promover, en todos los ámbitos, el desarrollo de la Mediación y la Gestión de Conflictos, como una  forma cooperativa, constructiva y pacífica de abordar los conflictos humanos. También pretende construir un espacio de encuentro científico y profesional donde conocer el estado de implantación de la mediación y ofrecer una oportunidad para mostrar los avances y nuevas propuestas para el ejercicio profesional de la mediación y la de gestión cooperativa de conflictos.

Fecha: 3 al 5 de octubre de 2019.

Lugar: Murcia, España.

Precio: $80

Web: http://eventos.um.es/28085/detail/iv-congreso-internacional-para-el-estudio-de-la-mediacion-y-el-conflicto.html

 

3 Recomendaciones de Harvard para mejorar los resultados de una mediación

Mediacion Harvard

En su último informe gratuito, el Programa de Negociación de Harvard ha dedicado su publicación a los secretos de la mediación. El artículo final habla sobre tres recomendaciones para mejorar los resultados de una mediación.

  1. Pida la opinión del mediador. A pesar que los mediadores no se deben pronunciar sobre las propuestas de las partes, se recomienda preguntar al mediador si una propuesta en particular de una de las partes podría ser aceptada o no por la otra. El mediador tiene información de las dos personas del conflicto y podría hacer una evaluación de la factibilidad de aceptación de las ofertas. Esta táctica podría evitar que una parte haga una oferta que pueda ser tomada como ofensiva por la otra. Se recomienda que esto se haga en sesiones individuales.
  2. Comparta sus buenas ideas con el mediador. En los conflictos puede suceder que las partes tienen una percepción negativa mutua. Cualquier propuesta que se haga la otra parte la va a considerar como de mala fe. Este fenómeno psicológico es denominado deslegitimación reactiva. Para evitar esto,  usted puede pedirle al mediador que su propuesta sea presentada por él como si fuera su idea y con ello se elimina la mala percepción del otro.
  3. Haga un test de realidad. Si usted hace parte de un equipo dentro de una mediación, puede ser que tengan debates y sus colegas asuman que van a ganar ese conflicto si se demanda o que sus posiciones son las más justas. En estos eventos, usted puede pedir al mediador a que les ayude a ver internamente qué tan reales son estas posiciones y con ello usted evita ser mal juzgado por sus compañeros.

 

Para conocer el informe completo, consultar el siguiente enlace.

https://www.pon.harvard.edu/freemium/mediation-secrets-for-better-business-negotiations-top-techniques-from-mediation-training-experts/?rclpid=9662&info=1&mqsc=NR01172014

Se resuelve un caso de mediación usando inteligencia artificial por primera vez

IA

En un artículo publicado por Legal Futures, Nick Hilborne reporta que un robot mediador ha logrado un acuerdo usando inteligencia artificial, caso que se cree es el primero en un juzgado.

La herramienta en línea usa algoritmos y logró un acuerdo de un caso de mediación de tres meses en menos de una hora. Graham Ross, quien es un experto en ODR, manifestó que el conflicto mediado fue sobre una reclamación de cerca de dos mil libras esterlinas solicitadas por un entrenador a un cliente por cursos personales.

Para resolver la reclamación las partes usaron un servicio online del juzgado en el cual no lograron un acuerdo y después se les programó una audiencia. En ese intervalo, el señor Ross les propuso usar Smartsettle ONE que fue desarrollado in British Columbia por ICan Systems, liderado por su presidente e inventor, el doctor Ernest Thiessen.

Las partes usaron un sistema de ofertas y contraofertas que se identifican con banderas de colores verde y amarillo. Usando algoritmos, el robot aprende las tácticas de las ofertas de las partes y las ayuda a lograr un acuerdo sin revelar sus propuestas secretas. Esto lo hace el sistema para evitarles a las partes enviar una propuesta que no va a ser aceptada por la otra.

El señor Ross mencionó que ha usado Smartsettle ONE en las capacitaciones que hace sobre mediación en odrtraining.com

¿Qué opina sobre la posibilidad de usar la inteligencia artificial en la conciliación?

Para leer el artículo completo, consultar el siguiente link

https://www.legalfutures.co.uk/latest-news/robot-mediator-settles-first-ever-court-case

 

 

Nueva investigación afirma que entre más rápido se deriven los casos a mediación, más probabilidades hay para lograr un acuerdo

SMU

 

Una nueva investigación de la Universidad de Administración de Singapur ha identificado tres aspectos cruciales que influyen en el indicador de acuerdos de mediación.

El estudio de la Universidad fue publicado en la revista de Harvard Negotiation Review en la primavera de 2018, en este indican que el Sistema de Justicia debería considerar tres criterios para la derivar los casos a mediación:

  1. El tiempo del conflicto
  2. El estado del proceso judicial
  3. El nivel de confrontación de las partes

La investigación se titula “¿Cómo deben saber los tribunales si una disputa está lista y es adecuada para la mediación?” y fue liderada por el profesor Dorcas Quek Anderson y Eunice Chua de la Facultad de Derecho de la Universidad de Administración de Singapur, la cual fue financiada por el Colegio Judicial de Singapur.

La mediación ha tenido un amplio desarrollo en el Sistema Judicial y existen vacíos en los criterios para definir si un caso es o no adecuado para ser remitido a mediación. ¿Cuál es el momento adecuado? ¿En qué estado debe estar el litigio? ¿Qué factores influyen para que una mediación llegue a un acuerdo cuando es remitido por un juez? Son algunas de las preguntas de la investigación.

Para el estudio se tomó información de las bases de datos de los casos civiles de Singapur y encuestas del Centro de Mediación de Singapur.

En la investigación se encontró que:

  • La demora en un mes en la derivación del caso influyó en un 3% en el porcentaje de acuerdos de mediación.
  • Los casos tienden a mediarse más si se remiten en etapas procesales iniciales como la definición de la litis y menos si están en la etapa probatoria.
  • Entre más alto es el nivel de confrontación entre las partes, menos es el porcentaje de acuerdos de mediación.

Ahora bien, el estudio también sugiere que los jueces no solo deben basarse en los tres criterios anteriormente descritos para enviarlos a mediación. La recomendación es ampliar los criterios de análisis para la derivación.

El profesor Chua menciona que se espera que el estudio brinde elementos para el diseño de políticas en el Sistema Judicial de Singapur y otros países.

Para leer el estudio se puede consultar la revista de Harvard Negotiation Review

La mediación en 2018: tendencias y conclusiones

WWLLa web de Who´sWhoLegal publicó una nota sobre el estado de la mediación en el mundo para el año 2018. A continuación se comparten algunos extractos del artículo.

El estado de la mediación

La mediación se ha consolidado en muchas jurisdicciones del mundo para resolver los conflictos comerciales, en algunos casos debido al alto costo de los litigios y el arbitraje. En países como Estados Unidos, Inglaterra y Singapur, los mediadores han convencido a los clientes de su especialización y sosfisticación en los servicios de resolución de conflictos; sin embargo, la mediación no goza de las mismas características en otras jurisdicciones. En Inglaterra y Gales, la mediación está bien y es la más desarrollada del continente europeo gracias a la predominancia del inglés en los negocios y la buena imagen de los mediadores ingleses. La competencia entre mediadores abogados y “no abogados” se ha itensificado. De acuerdo con el reporte de CEDR en 2018, 51% de los mediadores provienen de disciplinas diferentes al derecho.

El crecimiento de la mediación en Europa ha sido más disímil. En España, por ejemplo, los mediadores aún no son vistos como efectivos para resolver complejos conflictos comerciales y por ello los clientes perciben un riesgo en la mediación. En Portugal, el reto está en las barras de abogados que no ven en la mediación un mecanismo viable de resolución de disputas.

En Asia, Singapur se distingue como un centro de mediación gracias a su estatus de centro de negocios. Los mediadores son conocidos por su sofisticación en casos complejos. En Hong Kong la mediación está creciendo pese a que no tiene el mismo apoyo institucional que tiene en Singapur. En India, la mediación cuenta con el apoyo de las barras de abogados y los magistrados de las cortes de Bangalore y Deli.

En Estados Unidos la mediación crece de manera homogenea, pero tiene diferencias entre los estados. La oferta de mediadores es mayor que la demanda de casos. En consecuencia, la competencia entre los mediadores es feroz en estados con gran oferta de profesionales como es el caso de California. Asimismo, los porcentajes de acuerdos en mediación son altos, con promedios anuales del 80%. La mediación ha crecido en contextos complejos como la construcción y la ingeniería. El estudio muestra que Canadá cuenta con mediadores muy bien remunerados, los cuales a su vez son sofisticados.

El articulo continúa describiendo la tendencia a la formalización de la mediación en diferentes países. Para continuar leyendo la noticia, a continuación se comparte el link:

http://whoswholegal.com/news/analysis/article/34708/mediation-2018-trends-conclusions/

Finalmente, es una lástima que el artículo no incluyera otras regiones del mundo como Latinoamérica, Africa, Medio Oriente y demás en el estado de la mediación.

Entrevista con Francisco Diez de Argentina

FD

Foto: Francisco Diez

En desarrollo de la Serie de Entrevistas con los Maestros de la Mediación en Iberoamérica, es la oportunidad de presentar a los lectores del blog las respuestas del colega argentino Francisco Diez, quien es muy reconocido en la región por sus obras, clases y experiencia en mediación.

  1. ¿Qué lo ha motivado a trabajar académicamente en la mediación?

Respuesta: Mi trabajo ha sido no solo académico sino fundamentalmente práctico.  Lo académico siempre acompañó mi práctica profesional, como una manera de mejorar y enriquecer mis capacidades.  Enseñar, siempre ha sido para mí, la mejor manera de aprender.

Descubrí la Mediación a principios de los años ´90 cuando con un grupo de colegas participamos de la primera experiencia “Piloto” de Mediación del Ministerio de Justicia de Argentina.  Yo venía de varios años de trabajar en el gobierno, con una Maestría en Harvard y me ilusionaba poder trabajar haciendo contribuciones muy concretas para mejorar la vida de la gente de mi comunidad.  Sin embargo me desilusionó la vida interna de los partidos políticos en mi país y, fuera del gobierno, la política era pura competencia mezquina y nada de contribución.  La mediación me proporcionó la posibilidad de hacer contribuciones concretas a los problemas de la gente de mi comunidad. En una escala individual o familiar al principio, comunitaria luego y mas tarde a nivel social y político también.

  1. ¿Cuáles son para usted los principales avances teóricos de la mediación en Argentina?

Respuesta: Los avances más importante de la Mediación en la Argentina se vienen dando desde el inicio en un puente entre los estudios académicos y la práctica profesional.  A medida que se extiende la práctica a ámbitos diversos, aparecen obras y elaboraciones académicas dando cuenta de esos avances y viceversa, desde la elaboración académica también se han abierto espacios de práctica profesional. Se ha progresado mucho en el ámbito de la Mediación Penal, sobre todo aplicada a la materia penal juvenil. Se abre paso la Mediación en Instituciones Carcelarias y ya hay un camino bastante extenso en Mediación Escolar y Comunitaria/Vecinal.  Hay ya consolidadas experiencias en el ámbito civil, familiar, comercial y laboral.  Lo que veo es un diálogo muy interesante entre elaboraciones académicas y experiencias prácticas en ámbitos cada vez mas diversos y específicos, que van generando un acumulado de conocimientos con gran impacto en la cultura social.  Y la mediación se está viendo cada vez más como una opción viable frente a conflictos sociales complejos, cuestiones medioambientales, y conflictos socio políticos de todo tipo.

  1. En su concepto ¿Cuáles son los principales retos en la formación de mediadores en Argentina?

Respuesta: Hay dos desafíos fundamentales para el crecimiento y la consolidación de la Mediación en la Argentina.  El primero es la incorporación de estándares de calidad a la práctica, sobre todo cuando la asistencia a una audiencia de Mediación es obligatoria para el ciudadano.  El segundo es una sólida formación para los que se van a dedicar a trabajar en este campo.  Creo que la Formación Inicial que se ofrece es muy escasa y me parece que estamos ya en un punto de desarrollo del campo profesional que permitiría requerir que quienes trabajemos como Mediadores tengamos una formación más amplia y más sólida.  El reto fundamental es ayudar a los profesionales a cambiar la mirada frente a la realidad, abandonar las certidumbres y las recetas y apuntar a una formación transformadora del individuo de manera que pueda convertirse en mediador.

  1. En su concepto ¿Cuál debe ser el rol de la academia en la mediación? ¿Cree que la academia ha venido cumpliendo su rol?

Respuesta: Me parece que no.  En términos generales la Academia continúa desenvolviéndose en un plano bastante abstracto y en muchas ocasiones con teorías recitadas y basada en concepciones objetivistas que nada tienen que ver con la práctica del mediador.  Aún hay muchos profesores que enseñan sin haber practicado, como si fuera una materia más. El enfoque continúa siendo sobre todo teórico y para aprender mediación se necesita un enfoque existencial.  Quien se sumerge en la formación en mediación debería salir personalmente transformado, porque no creo que sea posible contribuir a transformar el conflicto destructivo en una nueva construcción colaborativa si no hay una coherencia interna en el operador.  Se hace necesario vivir la transformación de la colaboración para poder enseñarla.

  1. ¿Puede describirnos cuáles pueden ser los vínculos teóricos de la mediación y la construcción de paz en un país? En Colombia estamos trabajando en ello.

Respuesta: Ambas prácticas comparten el sustrato teórico y el propósito transformador.  La mediación es una práctica enfocada en el nivel del individuo o de pequeños grupos de actores que están directamente involucrados con la situación de conflicto.  La construcción de paz tiene en cuenta sistemas mucho mas amplios que la agencia de los individuos, aunque los incluye.  En ambas esferas el factor relacional y la construcción de confianza son elementos clave y el propósito de generar cambios es común.  En el caso de la mediación las decisiones de cambio las toman los participantes directamente, en la construcción de paz intervenimos en los sistemas para impulsar “tendencias” de cambio.  Hay una intencionalidad sutilmente diferente en la mediación y en la construcción de paz, porque en la Mediación nos enfocamos en que los agentes del conflicto puedan tomar sus propias decisiones respecto al conflicto privado evaluando mejor sus alternativas, considerando caminos colaborativos.  En cambio en la construcción de paz alrededor de la conflictividad pública, somos también defensores de procesos más inclusivos, que eliminen la práctica de la violencia, generen satisfacción de necesidades y amplíen la provisión de justicia y equidad. En Colombia, es indispensable impulsar transformaciones a nivel cultural y estructural que erradiquen la práctica de la violencia en las relaciones sociales, por eso es indispensable la construcción de paz.

  1. Usted ha participado en varios procesos de mediación en contextos de conflicto social, político e internacional ¿De qué manera se conectan en la práctica la mediación y la paz? ¿Considera que es claro en los estudios de paz el papel que pueden cumplir los mediadores?

Respuesta: A mi modo de ver, hay una articulación teórica de procesos idóneos para atender conflictos de menor a mayor complejidad entre los tipos de procesos en los que trabajamos: Negociación, Mediación, Facilitación de Diálogos y Construcción de Paz. La célula básica teórica de todos los procesos transformativos está en la Negociación colaborativa. La Mediación incorpora la intervención de un tercero que asiste a las partes para instalar la dinámica de la negociación colaborativa entre ellos. La Facilitación de Diálogos avanza un paso más en la inclusión de actores diversos y grupos, con temáticas que pueden ser más complejas también.

FD1

Finalmente la Construcción de Paz requiere de todos los anteriores procesos y los comprende, con una aproximación multifoco y multinivel, involucrando diversas intervenciones que requieren una coherencia de dirección, para impulsar “tendencias” de transformación. En mi trabajo en construcción de paz en Colombia he conducido negociaciones con actores individuales, mediaciones a alto nivel, facilitado e impulsado procesos de diálogos y generado plataformas para sostener los procesos de cambio en paz, como es el caso del proyecto del Instituto Kroc, vinculado a la implementación de los acuerdos de paz.

  1. Con base en sus libros publicados entre ellos, Herramientas para trabajar en Mediación y Mediación internacional en Venezuela, puede contarnos ¿De qué manera puede un mediador de conflictos interpersonales aportar en un país como Colombia paradójicamente polarizado por la paz?

Respuesta: El trabajo de un Mediador en conflictos interpersonales es clave en el proceso de transformación de una cultura que incluye la violencia a una cultura que la excluye y que promueve colaboración y entendimiento.  La polarización de Colombia es un subproducto de la lucha política, y el hecho de que gire alrededor de los acuerdos de paz es un síntoma de los “dolores de parto” que este proceso social mas amplio está generando.  Si elevamos la mirada y pensamos en los procesos sociales de cambio por los que pasa la historia de nuestros países, entonces se ve mas claro cuáles son los pasos indispensables que hay que dar para que se instale la paz en nuestras comunidades.  Los mediadores en conflictos interpersonales, en cada intervención, estamos contribuyendo en un proceso mas amplio de aprendizaje de nuestra sociedad. Un aprendizaje acerca de la tolerancia, el respeto, la apreciación de las diferencias y la búsqueda de opciones de beneficio mutuo.  Estas palabras parecen modestas, pero encierran una gran revolución cultural y cada uno de nosotros es, en esencia, un reformista.

Muchas gracias a Francisco por su colaboración y disponibilidad con la entrevista.

Franciso Diez en sus primeros 10 años de su carrera profesional los dedicó a la política, como secretario y jefe de gabinete del Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, Dante Caputo, trabajando luego con el ex Presidente Raúl Alfonsín.  Mas tarde, como uno de los primeros diez mediadores de Argentina comenzó mediando en conflictos interpersonales, familiares, entre otros.  Ha trabajado como consultor independiente y como experto de Naciones Unidas y el Centro Carter y ha brindado capacitación junto a los máximos expertos a nivel mundial en manejo de conflictos como William Ury, Sara Cobb y John Paul Lederach. Es co-autor de “Herramientas para Trabajar en Mediación” con Gachi Tapia, Ed. Paidós 1999 y de “Mediación Internacional en Venezuela”, con Jennifer Mc Coy, Ed. Gedisa 2012 (también en inglés como  “International Mediation in Venezuela” editado por el United States Institute of Peace –USIP- 2011)

Actualmente pertenece al Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz de la Universidad de Notre Dame, EE.UU. y se desempeña como Representante para América Latina del Proyecto “Matriz de Acuerdos de Paz”[1] Coordinando el Barómetro de Verificación de la Implementación del Acuerdo de Paz de Colombia e impulsando un pequeño proyecto de construcción de escenarios de futuro en Venezuela.

[1] http://kroc.nd.edu/news-events/news/kroc-s-peace-accords-matrix-gains-regional-ambassador-latin-america-1632

Entrevista con Alberto Elisavetsky de Argentina

elisavetsky

Foto: Alberto Elisavetsky

Continuamos con la serie de entrevistas de Maestros de la Mediación en Iberoamérica. En esta oportunidad contamos con uno de los líderes más reconocidos en la región en materia de ODR: Alberto Elisavetsky de Argentina.

A continuación se comparten las preguntas y respuestas grabadas por Alberto.

 

 

Muchas gracias a nuestro colega por participar en esta serie de entrevistas y compartir sus enseñanzas con los lectores del blog.

Alberto Elisavetsky es Director del Observatorio del Conflictos en la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Argentina. Director de Posgrado del Posgrado en Resolución de Conflictos y Nuevas Tecnologías en la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Argentina. Embajador de Paz Nombrado Embajador de Paz por la Fundación Mil Milenios de Paz, Peace Foundation, UNESCO. Director de ODR Latinoamérica, Red social especializada declarada Embajada de Paz por la Fundación Mil Milenios de Paz, Peace Foundation, UNESCO – http://www.odrlatinoamerica.com. Reconocimiento en la labor de articulación de las nuevas tecnologías con la resolución de conflictos de parte de Ilustre Colegio de Titulados Mercantiles y Empresariales y el Colegio de Economistas de Las Palmas conjuntamente con la ULPGC para ODR Latinoamerica – 2 de marzo 2018