Artículo: Recomendaciones para una ley de conciliación

El 25 de septiembre de 2019 se hizo el lanzamiento de la revista Conciliemos del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá. El narrador de este blog participó en dicha revista con un artículo titulado Recomendaciones para una ley de conciliación. Para leer el artículo en la revista hacer click en la imagen.

Muchas gracias a la Cámara de Comercio de Bogotá y su Centro de Arbitraje y Conciliación por este espacio para compartir algunas reflexiones y propuestas sobre la conciliación en Colombia.

Logo conciliemos

Articulo conciliemos

 

Naciones Unidas resalta el papel de la conciliación y mediación en la construcción de paz

UNnews

En un debate en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Secretario General António Guterres, hizo un llamado al uso de los métodos de resolución de conflictos en el contexto del mantenimiento de paz. Esta noticia publicada por UN News llama la atención toda vez que por lo general, la mediación y la conciliación son mencionados como instrumentos de justicia y del derecho y no de paz. Vale la pena revisar las palabras del mencionado organismo internacional para continuar explorando el alcance de la conciliación y la mediación más allá de la justicia.

La nota es la siguiente:

Prevenir, arbitrar, desarrollar… herramientas fundamentales para la paz

 

12 Junio 2019

Actuar de manera rápida y unida en la prevención de los conflictos evita que se agraven las crisis, y logra que se salven vidas y se reduzca el sufrimiento, pero el desarrollo sostenible es el mejor plan para crear sociedades estables que aborden las causas profundas de cualquier tipo de violencia.

La prevención de conflictos y la mediación son dos de las más importantes herramientas de las que disponemos para reducir el sufrimiento humano, afirmó este miércoles el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, en un debate en el Consejo de Seguridad sobre el uso de estos dos instrumentos en el Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

 

Cuando actuamos con prontitud y permanecemos unidos, podemos evitar con éxito que las crisis se agraven, salvando vidas y reduciendo el sufrimiento, cumpliendo el mandato más fundamental de las Naciones Unidas, como se establece en el Preámbulo de la Carta”, afirmaba.

Acto seguido, destacó el trabajo de la Organización en diversas partes del planeta para alcanzar estos objetivos como fueron las transiciones constitucionales de poder en Mali y Madagascar, el acuerdo de paz entre Etiopia y Eritrea el año 2018 o el alcanzado en Sudán del Sur entre el presidente del país, Salva Kiir, y su expresidente, Riek Machar el mismo año.

Todos ellos, han creado un “renovado sentimiento de esperanza” en contraposición con los serios desafíos en otras zonas como Yemen, la República Centroafricana o Burkina Fasso, donde continúa la presión para resolverlos “en todas las direcciones”.

El difícil objetivo de lograr la paz

Pese a todos estos esfuerzos, Guterres destacó los “enormes obstáculos” a los que se enfrenta la paz internacional debido a las divisiones en la comunidad internacional, la reaparición del populismo y las políticas que favorecen el rencor, la marginación y el extremismo.

“En algunos países se intentan retrocesos en derechos humanos y en los avances logrados en los últimos decenios en materia de género e inclusión. El espacio de la sociedad civil se está reduciendo”.

Como ejemplo citó la situación que se vive en Siria donde se viven “escenarios continuos de inestabilidad, violencia y sufrimiento”, o en Libia donde denunció que hay una “falta de incentivos morales” para finalizar una guerra en la que su representante especial trabaja para lograr un cese al fuego.

También mencionó su preocupación por la continua situación de crisis en Venezuela y su repercusión humanitaria.

“He estado siguiendo de cerca el proceso en Noruega y apoyo los esfuerzos internacionales en curso para encontrar una solución pacífica y negociada alcanzada por los principales actores políticos venezolanos. Mis buenos oficios siguen estando disponibles para apoyar negociaciones serias entre las partes”.

Otros recursos de para la solución de conflictos

Uno de los instrumentos que invocó Guterres en favor de la prevención y resolución de conflictos fue el Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas que establece una amplia gama de instrumentos que las partes pueden utilizar para la resolución de discordias.

“Negociación, investigación, mediación, conciliación, arbitraje, arreglo judicial, recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios de paz de su elección”.

El Secretario General instó a los gobiernos a usar estas herramientas y al Consejo ejercer su autoridad sobre las partes para aplicarlas.

Para leer la nota completa se puede consultar el siguiente enlace:

https://news.un.org/es/story/2019/06/1457651

El futuro de los mediadores y la mediación en Inglaterra

Legal business

La web de Legal Business ha publicado una nota patrocinada por Independent Mediators donde algunos mediadores con muchos años de experiencia comparten sus opiniones sobre esta disciplina.

A continuación se comparten algunos apartes de la entrevista con comentarios propios.

¿Qué tendencias a futuro ven para los mediadores?

Muchos mediadores están siendo entrenados pero no consiguen trabajo. Hay escasez de calidad porque los nuevos mediadores no tienen la oportunidad de practicar y, por lo tanto, mejorar. Esta área es vital para el desarrollo de la mediación. La experiencia casi universal es que los usuarios se apresuran a determinar la calidad de los mediadores y los que no son aprobados no se vuelven a utilizar. El Consejo de Mediación Civil y las normas observadas por los proveedores con sus propios sistemas de control de calidad ayudan a establecer y mantener estándares.

Los cursos de capacitación originales fueron inspiradores, imaginativos y en su día una tormenta de aire fresco para los alumnos educados con capacitación de negociación limitada o nula. Hoy la formación se ha extendido en longitud y complejidad. Sin embargo, existe una necesidad más que nunca de mantener estas habilidades mediante la revisión periódica y la observación de la capacitación en todos los niveles para incorporar las últimas ideas.

En cuanto a la regulación de los mediadores, como profesión actualmente operamos un modelo de autorregulación con un telón de fondo de una regulación de toque ligero a través del Código de Conducta Europeo para Mediadores. Consigue mantener la mediación lo más flexible y libre de reglas posible. No vemos la necesidad de incorporar ninguna otra regulación en este momento.

Para el caso colombiano, una de las limitaciones a futuro de los conciliadores es que muchos son capacitados a través del diplomado de conciliación, pocos de los “egresados”  ejercen como conciliadores y por lo tanto no es promisoria la profesionalización de la conciliación. En este mismo sentido, sigue siendo preocupante la estadística que el 61% de los conciliadores del país se encuentran en estado registrados inactivos. Debemos preguntarnos y conocer las causas que llevan a que las personas estén interesadas en inscribirse en los centros de conciliación pero no realizar conciliaciones. También es necesario que los ciudadanos estén mejor informados sobre qué es la conciliación y qué debe esperar del conciliador para que puedan ejercer su autonomía de la voluntad plenamente. Esto mismo se convertiría en una herramienta de control del usuario al conciliador. Puede suceder que el conciliador presione a las partes para llegar a un acuerdo y estas terminen pensando que eso es una buena conciliación.

En el país se ha avanzado en la calidad de los cursos de formación de conciliadores y algunos centros de conciliación hacen revisión y observación de las calidades de sus conciliadores en la práctica. Esto se debe mantener y mejorar técnicamente para que los conciliadores tengan el apoyo necesario para mejorar sus habilidades. Desde la academia hace falta trabajo en equipo e inversión en la innovación e investigación para liderar el análisis y creación de teorías y prácticas conciliatorias para el desarrollo de la disciplina. Los debates en la materia siguen siendo predominantemente jurídicos donde hay poco espacio para el crecimiento. 

Hasta tanto no se establezca que la conciliación es una profesión, difícilmente se generará un sistema profesional de control en el ejercicio conciliatorio. Aún se piensa que el conciliador es un mero administrador de justicia transitorio y/o servidor público y existe confusión en los roles del Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación para su control. ¿Qué pueden hacer el Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación por los conciliadores cuando no cuentan con la capacidad institucional técnica para liderar e instruir sobre una profesión y se les pide que sean las autoridades disciplinarias? 

¿Qué tendencias a futuro ven para la mediación?

Hay un crecimiento continuo significativo en la mediación internacional. La aparición de la mediación en todo el mundo ha sido una de las tendencias de los últimos 30 años. La tendencia continuará con la creciente aparición de una verdadera mediación internacional en asuntos de inversionistas / estado y comercio global / comercio multi-jurisdiccional con casos multipartidistas transfronterizos.

Los asuntos cada vez más complejos que llegan a la mediación han hecho que se pida al mediador que se involucre más temprano en el proceso y que se mantenga involucrado después de la mediación. Esto también ha llevado a un uso cada vez mayor del diseño de procesos a la medida con el mediador que trabaja con las partes como líder del proceso. Ha habido una creciente sofisticación en las habilidades y técnicas de negociación utilizadas por las partes y los mediadores. La mediación se está adaptando para enfrentar disputas que normalmente nunca hubieran sido objeto de mediación.

Phillip Howell-Richardson comenta: “Existe una mayor comprensión de las causas de las disputas, del análisis científico de las personas bajo estrés y del estudio del arte y la ciencia del comportamiento de negociación. Todas estas y varias otras áreas que surgen de estas exploraciones se desarrollarán en el futuro “.

Existe la posibilidad de que la mediación sea obligatoria a medida que los legisladores intenten reducir la carga de trabajo de los tribunales para ahorrar dinero. Este no es un desarrollo que IM esté de acuerdo, ya que el núcleo de la mediación es un proceso consensual.

Es probable que haya más mediación en línea para disputas de menor valor, responsabilidad del consumidor y del producto. ¡Una visión aterradora pintada por un colega de mediación fue que dentro de diez a 15 años la inteligencia artificial podrá llevar a cabo la mayoría de los litigios y mediaciones!

En Colombia no se evidencia un desarrollo de la conciliación como una herramienta de resolución de conflictos internacionales. La conciliación colombiana no está diseñada desde el marco jurídico para ser competitiva y atractiva para el mercado internacional, nuestras normas son extensas, complejas, formales y cuasiprocesales, características que los inversionistas y extranjeros huyen a la hora de resolver un conflicto en un escenario jurídico que desconocen. Tan solo decir que un acuerdo de conciliación puede ser demandado por tutela es un argumento suficiente para no pactar una eventual conciliación.

Al igual que lo dicho por Phillip Howell-Richardson, en Colombia, se requiere mayor interés e inversión por el conocimiento y desarrollo de teorías para entender los conflictos y su resolución conciliada. 

Colombia parece continuar y querer afianzarse en la idea que la conciliación debe ser un requisito de procedibilidad. Al igual que IM, el narrador de este blog considera que la conciliación debe rescatar su naturaleza consensual. Es una falacia afirmar que la conciliación ha descongestionado los despachos judiciales, pero esta es una narrativa tan poderosa que se ha convertido en una posverdad difícil de desmontar con argumentos y cifras. 

Finalmente, se continúa vislumbrando que el futuro de la conciliación estará en la inteligencia artificial, este parece ser un camino innegable.

Fuente: https://www.legalbusiness.co.uk/analysis/disputes-yearbook-2019/sponsored-briefing-mediation-goes-mainstream/ 

Humor de conciliación

elmerotenedor

El conocido sitio de El Mero Tenedor ha publicado una nota con video sobre la conciliación. Es interesante ver que para referirse a un método de resolución de conflictos se use como ironía un video que muestra una situación de violencia en la calle. En una conciliación no pasaría lo que se muestra en el video, pero el humor nos enseña de manera satírica lo que para algunos es un imaginario de conciliación cuando en realidad es de conflicto. La nota es la siguiente:

— ¿Cómo le fue con su primera conciliación en Consultorio Jurídico?
— ¡Uy parce! Si no hubiera sido por el celador nadie salía vivo.
— ¿Por qué?
— Eso fue Jasbleydi, el hijo, la mamá, las hermanas de Jasbleydi y como tres vecinas. Por el otro lado, Arnold que era el papá del menor, también traía a su mamá, a su nueva esposa, y otras viejas que parecían las tías o las amantes. Jajajaja todo por un aumento de cuota alimentaria. Casi logro la conciliación 🙁

Fuente: El Mero Tenedor

¿Para qué clasificar la conciliación?

question-mark-2123967__340

La conciliación en Colombia ha tenido clasificaciones desde su institucionalización en 1991. Las diferentes normas sobre la materia la han clsificado de la siguiente manera:

1991: judicial, extrajudicial y esta última ante autoridades administrativas, los centros de conciliación y los conciliadores en equidad.

1998: judicial y extrajudicial, siendo la última institucional, administrativa y en equidad.

2001: judicial, extrajudicial y que esta última se denominará en derecho y en equidad.

De la lectura de las anteriores clasificaciones se puede entender que la clasificación de la conciliación extrajudicial en los años 1991 y 1998 buscaba indicar ante quiénes se podía adelantar y en el 2001, al unificar la institucional y administrativa, se creó el término derecho para denominarlas.

Hoy en día, aplicando la idea que las normas crean realidades, lo que se presenta es una confusión en la conciliación denominada en derecho, asumiendo que en esta se aplica el derecho (la disciplina), cuando en realidad la ley 640 de 2001 dice en su literalidad que se denominará en derecho cuando se adelante ante los conciliadores de centros o autoridades.

Para salir del contexto colombiano, si se revisan los países que tienen los mejores puntajes a nivel mundial y latinoamericano en el Índice Global del Estado de Derecho en materia de los métodos de resolución de conflictos, se encuentra que la clasificación de la mediación o conciliación no es la regla. Veamos la siguiente tabla.

País Clases de mediación o conciliación
Hong Kong No clasifica la mediación
Francia No la clasifica pero se entiende que existen dos formas: la mediación anexa a tribunales y la mediación contractual
Singapur No clasifica la mediación
España No clasifica la mediación
Costa Rica No clasifica la mediación
Argentina La mediación tiene dos tipos: oficial y privada. La oficial es cuando el mediador es designado por sorteo y la privada cuando las partes lo designan.
Uruguay No clasifica la mediación
Chile No clasifica la mediación
Colombia Clasifica la conciliación en judicial, extrajudicial y esta última en derecho y equidad
Perú No clasifica la conciliación

Fuente: Elaboración propia.

En los dos casos donde se clasifica, las definiciones no son propiamente tipos de mediación, en Francia parece ser la manera de acceder, así como lo hizo la Ley 23 de 1991 en Colombia y en el caso de Argentina es la forma de selección del mediador.

Con el panorama anterior vuelvo al título: ¿Para qué clasificamos la conciliación?

La conciliación es una sola, existen ámbitos (civil, comunitaria, escolar, familiar, etc) y momentos para realizarla, pero no existe técnicamente una diferencia entre las denominaciones derecho y equidad que justifiquen su separación.

¿Qué opina sobre si se debería seguir clasificando la conciliación?

¿Cuál es el futuro de los MRC en las facultades de derecho? Un diálogo al respecto en Estados Unidos

derecho

John Lande escribió un artículo para Mediate donde cita una conversación entre Doug Yarn y Jean Sternlight sobre el cierre del Programa de Métodos de Resolución de Conflictos -MRC- en la Facultad de Derecho de la Universidad del Estado de Georgia donde Doug era profesor. El punto central del artículo es la preocupación sobre el futuro de la enseñanza sobre los métodos de resolución de conflictos en las facultades de derecho en Estados Unidos. Sobre este punto, a continuación, se resaltan algunos aspectos mencionados por John.

  • Los programas de MRC no son la novedad en las facultades derecho y por ello pueden empezar a tambalear cuando compiten por recursos con otros temas dentro de la facultad.
  • Los programas de MRC no son sostenibles y la mayoría que existen dependen de la motivación de su director o directora ¿Qué pasará cuando estos profesores se vayan?
  • La creación del perfil profesional del abogado-mediador o conciliador no llegó a despegar o desarrollarse lo suficiente y por ello los programas de MRC no son indispensables para las facultades de derecho.
  • El derecho es una carrera aún muy cerrada a diferencia de la medicina y otras donde la integración inter y multidisciplinar está más avanzada. Los MRC non han logrado generar el valor agregado suficiente para cambiar la tendencia de las facultades de derecho ensimismadas.
  • Los aspirantes a ser estudiantes en la carrera de derecho no están demandando en las universidades el tener MRC, buscan otras cosas. Frente a la pregunta ¿Por qué quieres estudiar derecho? La respuesta no es ser mediador o árbitro.
  • Haciendo referencia a Michael Moffitt, las facultades de derecho tienen las siguientes formas de abordar los MRC:
    • Islas: los métodos son una parte fuerte e importante del currículum.
    • Vitaminas: los estudiantes deben tomar a menos una clase de MRC.
    • Sal: los MRC son considerados importantes para las diferentes ramas de derecho, pero no son un plato en sí mismo.
    • Gérmenes: algunos profesores de manera sutil incluyen temas de MRC en sus clases.
  • En varios escenarios se debate cuál debería ser el abordaje de los MRC en las facultades de derecho, algunos piensan que se debe desarrollar una manera nueva de entender el ejercicio del derecho (abogado que diseña los procedimientos para resolver los conflictos, no solamente el litigio), otros piensan que el enfoque debe ser la reconciliación como parte de la resolución de conflictos.

El anterior debate es muy interesante y para trasladarlo a las facultades de derecho de Colombia ¿Cuál es la tendencia? ¿Se fortalecerán o disminuirán las clases de conciliación y arbitraje? ¿Cómo están entendiendo las facultades de derecho los MRC? ¿Cuál es el impacto de 28 años de formación en conciliación en las facultades de derecho? ¿Podemos afirmar que se están formando abogados con una identidad nueva de conciliador?

Brevemente voy a compartir mis percepciones como docente de conciliación en varias facultades de derecho en universidades en Colombia.

  • La conciliación parece estar estancada en la formación de los abogados desde las facultades de derecho. El interés ha estado ligado a las legislaciones en los años 1991, 1998 y 2001. Después de 18 años desde el último impulso legislativo, la conciliación no es una novedad desde hace muchos años. La jurisprudencia también está estancada, ya no hay pronunciamientos de las Cortes que pongan en la mesa de discusión la conciliación, esto también depende de la legislación que no es reciente.
  • El interés de las clases de conciliación en las facultades de derecho, al igual que en Estados Unidos, podría estar más vinculada a la motivación del docente que a una política institucionalizada de las facultades de derecho. Los decanos de las facultades de derecho no sobresalen como líderes en conciliación, salvo uno o dos casos.
  • Los colombianos no buscan estudiar derecho porque sueñen o deseen convertirse en conciliadores. Asimismo, un criterio para seleccionar la facultad de derecho y universidad a estudiar no es por el reconocimiento del programa de conciliación o centro de conciliación universitario.
  • Las facultades de derecho no están formando abogados conciliadores, están formando abogados litigantes, civilistas, asesores, docentes, etc. Una clase no es suficiente para competir con 5 o más clases en derecho procesal, penal, civil, etc.
  • Tenemos facultades de derecho “vitaminas” donde el estudiante es obligado a tomar la clase de conciliación porque el Ministerio de Justicia y del Derecho lo ha exigido, pero eso no ocurre en todos los casos, en algunas facultades los estudiantes se pueden graduar sin pasar por conciliación.
  • Las facultades de derecho tienen formas muy diferentes de entender la conciliación o en algunos casos de no entenderla en lo absoluto. Por ejemplo, algunas la siguen viendo como parte del derecho procesal, otras como parte del derecho social. En las prácticas sigue estando vinculada al centro de conciliación que tiene en la realidad una identidad siamesa con el consultorio jurídico.

¿Cuál es el futuro de la conciliación en las facultades de derecho? Invitamos a sus aportes.

Propuestas para las Bases del PND 2018-2022 en materia de Métodos de Resolución de Conflictos

DNP-Slider-Banners-PND-01

 

En la nota anterior en este blog se compartieron unos comentarios breves sobre las Bases del PND 2018-2022 “Pacto por Colombia, pacto por la equidad” en relación con los métodos de resolución de conflictos -MRC-; en esta oportunidad, se mencionan algunas apuestas que quizás se pudieron haber incluido en el Plan.

  • ¿Cuál podría ser la apuesta del PND? Si se piensa en un objetivo que se pueda lograr en un cuatrienio, podría ser: aumentar el conocimiento de la población en materia de los MRC. Para medir este propósito, se podría tomar la encuesta que hace la Dirección de Seguimiento y Evaluación de Políticas Públicas del DNP donde una de las preguntas es si conocen o no los ciudadanos los métodos. Esta apuesta empezaría a abordar el problema principal que está identificado como la falta de conocimiento de la población sobre los MRC. Para profundizar este punto se puede consultar el documento Recomendaciones para la Inversión Pública en Conciliación
  • Una estrategia necesaria es formalizar y articular el Sistema Nacional de Conciliación -SNC-. Desde 1991 en Colombia se ha impulsado la conciliación con iniciativas de diferentes sectores e instituciones de manera aislada. Lo anterior sin perjuicio del liderazgo que ha tenido el Ministerio de Justicia y del Derecho, entidad que ha trabajado como el Quijote. La institucionalidad responsable y asociada a la conciliación no desarrolla su trabajo de manera articulada y complementaria. Esto hace que el Ministerio de Justicia y del Derecho esté sobrecargado y que las actividades de otras entidades no sean visibles o simplemente no las hacen por no considerar que hacen parte de un objetivo común: el SNC. Esta es una tarea fundamental para el desarrollo de la conciliación. El PNC es el escenario ideal para sentar en una sola mesa a todas las entidades del SNC para que después de un diálogo se comprometieran con aportes concretos para lograr un propósito en común. La propuesta planteada en las Bases del PND volvió a dejar casi solo al Ministerio de Justicia y del Derecho. Para profundizar este punto se puede consultar el documento Recomendaciones para la Inversión Pública en Conciliación
  • La conciliación debería tener un objetivo claro y unificado y estar alineada con un marco conceptual. Ya es tiempo de dejar a un lado algunos propósitos de la conciliación como son el acceso a la justicia, la descongestión judicial o la reducción de la criminalidad. La propuesta es que la conciliación tenga como objetivo la resolución de los conflictos, entendida en su sentido amplio y no solamente de número de acuerdos firmados. Este objetivo debería estar enmarcado en la construcción de paz que es la sombrilla donde la conciliación puede dar frutos en una realidad compleja. El principal problema no es la oferta de la conciliación y por ende entender que se aumenta el acceso a la justicia, sino que los ciudadanos que ya la tienen en sus municipios no la utilizan porque no la conocen. Otra asociación que parece estar en las Bases del PND es que la conciliación está para satisfacer las necesidades jurídicas de los ciudadanos, ésta conceptualización contradice el concepto mismo de conflicto, pero este no es el espacio para desarrollar esta línea argumentativa. Para profundizar este punto se puede consultar el documento Análisis Conceptual del Sistema Nacional de Conciliación en sus 25 años
  • Las metas propuestas en el PND que son: 1. Aumentar el número de municipios con conciliación en equidad implementada (269 en 2018 a 300 en 2022) y solicitudes de MRC atendidas (627.903 en 2018 a 1.314.389 en 2022) deberían ser revisadas porque en principio podrían no ser apuestas novedosas y que requieran de un esfuerzo más allá de lo cotidiano del gobierno para cumplirse. Por ejemplo, de 2015 a 2018 el Ministerio de Justicia y del Derecho fortaleció la conciliación en equidad en 98 municipios. No es claro en los datos reportados cuántos de estos eran nuevos (implementación del MICE) y cuántos fortalecimientos a través de capacitación. Sin embargo, la meta propuesta es de 31 municipios. La pregunta que queda es ¿En cuántos municipios se implementó la conciliación en equidad en el cuatrienio 2015-2018? De la respuesta se podría deducir si la meta es una apuesta ambiciosa. Pero más allá de la cobertura de la conciliación en equidad, la pregunta debería ser qué sucede después de la implementación del MICE, en qué medida los conciliadores en equidad están conciliando en el país. La otra meta es de solicitudes de MRC atendidas. En el periodo 2015-2018 se atendieron 627.903 casos de conciliación. Esta cifra trasladada al periodo 2018-2022 tendría un promedio de 156.975 para un total de 1.255.806 casos en 2022. Si la meta es de 1.314.389, el promedio anual de casos del próximo cuatrienio sería de 171.621, cifra que en principio es menor a la alcanzada en 2018 (n=198.695). Aunque no es claro cómo se calculó la meta 2018-2022, se podría entender que no es una apuesta que le apunta al crecimiento si el promedio anual es menor al último año reportado. Una opción para entenderlo sería que se están sumando los casos de arbitraje y amigable composición, pero esto reforzaría la hipótesis que no hay un aumento significativo en la atención de los métodos.
  • Otra propuesta para las metas de la Bases del PND es el incluir indicadores de resultado de la gestión del gobierno. ¿Qué metas podrían considerarse? A manera de ejemplo:
    • Porcentaje de acuerdos conciliatorios diferenciados por materias y operadores, el caso más preocupante de acuerdos es de las conciliaciones contencioso administrativas y el de los operadores son los notarios que muchos de ellos no están realizando conciliaciones.
    • Porcentaje de cumplimiento de los acuerdos conciliatorios y laudos arbitrales.
    • Oferta/gestión de la conciliación en municipios rurales y rurales dispersos.
    • Oferta/gestión de la conciliación en municipios considerados de alta conflictividad.
    • Número de abogados capacitados en conciliación y arbitraje que cumplan estándares de calidad.
    • Número de funcionarios públicos (incluyendo jueces) capacitados en conciliación y arbitraje que cumplan estándares de calidad.
    • Porcentaje de conciliadores y árbitros activos.
    • Porcentaje de conciliaciones judiciales de los jueces.
    • Porcentaje de satisfacción de los usuarios de la conciliación y el arbitraje.
    • Porcentaje de profesionales del derecho dedicados a la conciliación y el arbitraje.
    • Porcentaje de reporte de los operadores de los MRC en el SICAAC.

¿Está de acuerdo con estas propuestas? ¿Qué propuestas tiene usted?

 

 

I Congreso Nacional e Internacional de Conciliación en Derecho – 23 y 24 de octubre

cac-ccb

El Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá le invita a participar en el I Congreso Nacional e Internacional de Conciliación en Derecho 2018, con el propósito de promover el intercambio de conocimiento sobre las principales dificultades en las materias conciliables, la conciliabilidad en materias administrativas y laborales, los nuevos escenarios en los cuales la conciliación puede ser la herramienta idónea para resolver conflictos y los retos de la conciliación en derecho para la próxima década. Intercambiar experiencias con los centros de conciliación de otros países y la red de Centros de Conciliación.

Conferencia

Dirigido a

Conciliadores en derecho, centros de conciliación públicos y privados, abogados en ejercicio, mediadores, empresarios de diferentes sectores, abogados de empresa, académicos y profesionales que estén interesados y/o relacionados con el tema. Jueces y magistrados.

Metodología

Este congreso se llevará a cabo mediante conferencias magistrales por parte expertos en el tema de conciliación en derecho, promoviendo el intercambio de experiencias, conocimientos y herramientas para la solución de conflictos.

Contenido

Este evento contará con la participación de expertos panelistas nacionales e internacionales, que abordarán los siguientes ejes temáticos:

  • Temas especializados: Conciliación en materia de consumo, conciliación en propiedad intelectual y derechos de autor, conciliación en obras civiles, infraestructura y procesos constructivos, conciliación en contratos de distribución.
  • Temas nuevos por abordar: Conciliación en tierras, mediación en justicia restaurativa, conciliación en conflictos socio ambientales (recursos naturales, no renovables).  Conciliabilidad en materia laboral y administrativa, conciliación en franquicias.
  • Retos en la conciliación: alianzas publico privadas para la conciliación como mecanismo de descongestión y de garantía de acceso a la justicia.
  • La normatividad en conciliación: reformas legales y reglamentarias.
  • Conciliación virtual: la conciliación virtual, Ley 527 y su equivalente funcional.
  • Limitación por cuantías (priorización de acceso a los centros de conciliación públicos para la población vulnerable).

El valor de la inscripción:

Categoría  Código Valor
Público general 05020199 $ 400.000
Operadores CCB, amigables componedores, árbitros, conciliadores y funcionarios públicos 05020200 $ 350.000

Incluido IVA

Para inscribirse al Congreso, usted deberá:

Acercarse a las cajas principales de las sedes de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Para el pago en moneda extranjera envíe un correo electrónico a: wendy.bernal@ccb.org.co, quien se pondrá en contacto para su orientación.

Si desea, contamos con una modalidad de pago por medio de la generación de una orden de compra donde deberá enviar la siguiente información al correo electrónico: wendy.bernal@ccb.org.co con copia a: infocac@ccb.org.co

datos orden

Una vez realice el pago, para legalizarlo envíe copia de la consignación a los correos electrónicos: wendy.bernal@ccb.org.co con copia a infocac@ccb.org.co o en el teléfono 5941000 ext. 2323/ 2306.

Política de cancelación: si requiere cancelar su registro, podrá hacerse un reembolso del 50 % de la inscripción si lo solicita hasta el 20 de octubre de 2018. Lamentablemente, ningún reembolso puede hacerse luego de esa fecha, aún si el participante no asiste al congreso.

Agenda – I Congreso Nacional e Internacional de Conciliación en Derecho V3

Agenda sujeta a cambios