Colombia sube dos puestos en el Índice Global de Paz

 

GPI 2019

Por quinto año consecutivo presentamos en el blog los resultados del Índice Global de Paz. En su edición 2019 Colombia sube dos puestos en el ranking mundial pasando del 145 al 143 de 163 países.

El informe de 2019 resalta que el mundo ha mejorado en sus niveles de paz un poco y que esto rompe con lo que venía sucediendo en los últimos cinco años. 86 países de la muestra mejoraron y 76 empeoraron. En los últimos 10 años el porcentaje de paz se ha deteriorado en 3.78% desde 2008. Los países menos pacíficos tuvieron una reducción del 11% mientras que los más pacíficos mejoraron en un 1.8%. 72 países redujeron sus gastos militares en comparación con su PIB. Europa es la región más pacífica en constraste con Medio Oriente y Africa del Norte que son las menos pacíficas.

Los cinco países más pacíficos son Islandia, Nueva Zelanda, Portugal, Austria y Dinamarca (los mismos del año anterior). Al otro extremo encontramos a Afganistán, Siria, Sudán del Sur, Yemen e Iraq.

En relación con Colombia, el resumen del IGP es el siguiente:

GPI 2019 2

Algunos aspectos que se mencionan en el informe sobre Colombia son:

  • En el indicador de escala del terror político, dentro de la variable de seguridad, Colombia tuvo un aumento.
  • El indicador de impacto del terrrismo subió en el país.
  • El reto de la región, especialmente en Colombia es mantener el progreso en materia de paz.
  • El indicador de confianza en las fuerzas armadas bajó 12 puntos en Colombia y fue el sexto de mayor deterioro del mundo.
  • En el indicador de percepción de las comptencias del gobierno, Colombia bajó 20 puntos porcentuales.

Para conocer el informe completo se puede descargar en el siguiente link:

http://visionofhumanity.org/indexes/global-peace-index/

El futuro de los mediadores y la mediación en Inglaterra

Legal business

La web de Legal Business ha publicado una nota patrocinada por Independent Mediators donde algunos mediadores con muchos años de experiencia comparten sus opiniones sobre esta disciplina.

A continuación se comparten algunos apartes de la entrevista con comentarios propios.

¿Qué tendencias a futuro ven para los mediadores?

Muchos mediadores están siendo entrenados pero no consiguen trabajo. Hay escasez de calidad porque los nuevos mediadores no tienen la oportunidad de practicar y, por lo tanto, mejorar. Esta área es vital para el desarrollo de la mediación. La experiencia casi universal es que los usuarios se apresuran a determinar la calidad de los mediadores y los que no son aprobados no se vuelven a utilizar. El Consejo de Mediación Civil y las normas observadas por los proveedores con sus propios sistemas de control de calidad ayudan a establecer y mantener estándares.

Los cursos de capacitación originales fueron inspiradores, imaginativos y en su día una tormenta de aire fresco para los alumnos educados con capacitación de negociación limitada o nula. Hoy la formación se ha extendido en longitud y complejidad. Sin embargo, existe una necesidad más que nunca de mantener estas habilidades mediante la revisión periódica y la observación de la capacitación en todos los niveles para incorporar las últimas ideas.

En cuanto a la regulación de los mediadores, como profesión actualmente operamos un modelo de autorregulación con un telón de fondo de una regulación de toque ligero a través del Código de Conducta Europeo para Mediadores. Consigue mantener la mediación lo más flexible y libre de reglas posible. No vemos la necesidad de incorporar ninguna otra regulación en este momento.

Para el caso colombiano, una de las limitaciones a futuro de los conciliadores es que muchos son capacitados a través del diplomado de conciliación, pocos de los “egresados”  ejercen como conciliadores y por lo tanto no es promisoria la profesionalización de la conciliación. En este mismo sentido, sigue siendo preocupante la estadística que el 61% de los conciliadores del país se encuentran en estado registrados inactivos. Debemos preguntarnos y conocer las causas que llevan a que las personas estén interesadas en inscribirse en los centros de conciliación pero no realizar conciliaciones. También es necesario que los ciudadanos estén mejor informados sobre qué es la conciliación y qué debe esperar del conciliador para que puedan ejercer su autonomía de la voluntad plenamente. Esto mismo se convertiría en una herramienta de control del usuario al conciliador. Puede suceder que el conciliador presione a las partes para llegar a un acuerdo y estas terminen pensando que eso es una buena conciliación.

En el país se ha avanzado en la calidad de los cursos de formación de conciliadores y algunos centros de conciliación hacen revisión y observación de las calidades de sus conciliadores en la práctica. Esto se debe mantener y mejorar técnicamente para que los conciliadores tengan el apoyo necesario para mejorar sus habilidades. Desde la academia hace falta trabajo en equipo e inversión en la innovación e investigación para liderar el análisis y creación de teorías y prácticas conciliatorias para el desarrollo de la disciplina. Los debates en la materia siguen siendo predominantemente jurídicos donde hay poco espacio para el crecimiento. 

Hasta tanto no se establezca que la conciliación es una profesión, difícilmente se generará un sistema profesional de control en el ejercicio conciliatorio. Aún se piensa que el conciliador es un mero administrador de justicia transitorio y/o servidor público y existe confusión en los roles del Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación para su control. ¿Qué pueden hacer el Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación por los conciliadores cuando no cuentan con la capacidad institucional técnica para liderar e instruir sobre una profesión y se les pide que sean las autoridades disciplinarias? 

¿Qué tendencias a futuro ven para la mediación?

Hay un crecimiento continuo significativo en la mediación internacional. La aparición de la mediación en todo el mundo ha sido una de las tendencias de los últimos 30 años. La tendencia continuará con la creciente aparición de una verdadera mediación internacional en asuntos de inversionistas / estado y comercio global / comercio multi-jurisdiccional con casos multipartidistas transfronterizos.

Los asuntos cada vez más complejos que llegan a la mediación han hecho que se pida al mediador que se involucre más temprano en el proceso y que se mantenga involucrado después de la mediación. Esto también ha llevado a un uso cada vez mayor del diseño de procesos a la medida con el mediador que trabaja con las partes como líder del proceso. Ha habido una creciente sofisticación en las habilidades y técnicas de negociación utilizadas por las partes y los mediadores. La mediación se está adaptando para enfrentar disputas que normalmente nunca hubieran sido objeto de mediación.

Phillip Howell-Richardson comenta: “Existe una mayor comprensión de las causas de las disputas, del análisis científico de las personas bajo estrés y del estudio del arte y la ciencia del comportamiento de negociación. Todas estas y varias otras áreas que surgen de estas exploraciones se desarrollarán en el futuro “.

Existe la posibilidad de que la mediación sea obligatoria a medida que los legisladores intenten reducir la carga de trabajo de los tribunales para ahorrar dinero. Este no es un desarrollo que IM esté de acuerdo, ya que el núcleo de la mediación es un proceso consensual.

Es probable que haya más mediación en línea para disputas de menor valor, responsabilidad del consumidor y del producto. ¡Una visión aterradora pintada por un colega de mediación fue que dentro de diez a 15 años la inteligencia artificial podrá llevar a cabo la mayoría de los litigios y mediaciones!

En Colombia no se evidencia un desarrollo de la conciliación como una herramienta de resolución de conflictos internacionales. La conciliación colombiana no está diseñada desde el marco jurídico para ser competitiva y atractiva para el mercado internacional, nuestras normas son extensas, complejas, formales y cuasiprocesales, características que los inversionistas y extranjeros huyen a la hora de resolver un conflicto en un escenario jurídico que desconocen. Tan solo decir que un acuerdo de conciliación puede ser demandado por tutela es un argumento suficiente para no pactar una eventual conciliación.

Al igual que lo dicho por Phillip Howell-Richardson, en Colombia, se requiere mayor interés e inversión por el conocimiento y desarrollo de teorías para entender los conflictos y su resolución conciliada. 

Colombia parece continuar y querer afianzarse en la idea que la conciliación debe ser un requisito de procedibilidad. Al igual que IM, el narrador de este blog considera que la conciliación debe rescatar su naturaleza consensual. Es una falacia afirmar que la conciliación ha descongestionado los despachos judiciales, pero esta es una narrativa tan poderosa que se ha convertido en una posverdad difícil de desmontar con argumentos y cifras. 

Finalmente, se continúa vislumbrando que el futuro de la conciliación estará en la inteligencia artificial, este parece ser un camino innegable.

Fuente: https://www.legalbusiness.co.uk/analysis/disputes-yearbook-2019/sponsored-briefing-mediation-goes-mainstream/ 

Naciones Unidas aplica la mediación para resolver los conflictos de la tierra en la República Democrática del Congo

UNnews

Mayo 26 de 2019, Naciones Unidas informa que en la ciudad de Kitchanga de la República Democrática del Congo existe la mayor concentración de personas desplazadas internas del país y que es una de las regiones más afectadas por los conflictos entre las comunidades Tutsis y Hutus. Gracias a un proyecto de Naciones Unidas, los conflictos relacionados con la tierra se están resolviendo a través del diálogo y no la violencia.

“En las áreas que han existidoconflictos, particularmente donde el Estado o las instituciones son débiles, nuestro enfoque ha sido realmente pensar en formas de generar confianza, tranquilidad y reconciliación entre las comunidades. Establecimos un sistema de mediación, en un entorno informal, que reunió a miembros de la comunidad en torno a la mesa para discutir temas, como las injusticias históricas en términos de asignación de tierras y ocupación de las mismas, y encontrar un consenso.” afirma Oumar Sylla el Líder de la Unidad de UN Hábitat.

Muchos de agencias de las Naciones Unidas han aceptado que deben ser más efectivos en el tratamiento de conflictos arraigados en disputas por la tierra y, a raíz de una solicitud de ONU Hábitat, el programa de asentamientos de la ONU, respaldado por el Secretario General de la ONU, António Guterres, y publicado en marzo de 2019, un documento titulado “Las Naciones Unidas, la tierra y los conflictos”.

Se espera que las pautas contenidas en el documento ayuden a todas las partes de la ONU a mejorar su capacidad para reducir conflictos, proteger los derechos humanos y convencer a las comunidades afectadas a resolver sus diferencias hablando, en lugar de a través de la violencia. ONU Hábitat describió la publicación de las directrices como un “hito en el camino hacia una participación sostenida y coherente del sistema de la ONU para prevenir conflictos y mantener la paz.”

Otro impacto positivo de la mediación en la República Democrática del Congo ha sido la protección de los derechos a la tierra para las mujeres. Tradicionalmente, las mujeres enfrentan discriminación cuando se trata de derechos sobre la tierra, pero gracias a las iniciativas de la ONU, se están logrando algunos avances, y el proceso también los ha empoderado.

El camino trazado por Naciones Unidas es muy similar al que se adelanta en Colombia donde el Banco Mundial, en asocio con varias entidades del Gobierno colombiano, han identificado en la conciliación un método para resolver los conflictos del uso y la tenencia de la tierra. Como lo afirma Naciones Unidas, la mediación o conciliación ayuda a prevenir los conflictos y mantener la paz. Le puede interesar: Guía de Conciliación en asuntos para la tenencia de la tierra.

Humor de conciliación

elmerotenedor

El conocido sitio de El Mero Tenedor ha publicado una nota con video sobre la conciliación. Es interesante ver que para referirse a un método de resolución de conflictos se use como ironía un video que muestra una situación de violencia en la calle. En una conciliación no pasaría lo que se muestra en el video, pero el humor nos enseña de manera satírica lo que para algunos es un imaginario de conciliación cuando en realidad es de conflicto. La nota es la siguiente:

— ¿Cómo le fue con su primera conciliación en Consultorio Jurídico?
— ¡Uy parce! Si no hubiera sido por el celador nadie salía vivo.
— ¿Por qué?
— Eso fue Jasbleydi, el hijo, la mamá, las hermanas de Jasbleydi y como tres vecinas. Por el otro lado, Arnold que era el papá del menor, también traía a su mamá, a su nueva esposa, y otras viejas que parecían las tías o las amantes. Jajajaja todo por un aumento de cuota alimentaria. Casi logro la conciliación 🙁

Fuente: El Mero Tenedor

¿Conciliadores y mediadores sesgados?

Sesgos-inconcientes

Una de las características esperadas de los conciliadores y mediadores es su imparcialidad o neutralidad. Estas acciones han sido tradicionalmente entendidas como uno de los pilares o principios de la conciliación o mediación aunque diferentes investigaciones narrativas han demostrado que no debería exigirse de los terceros que intervienen en los conflictos. Más allá de este debate, los conciliadores y mediadores al ser capacitados y posteriormente al ejercer dicha profesión, tienden a describirse y presentarse como terceros libres de sesgos que tienen la capacidad de prestar sus servicios con igualdad, equidistancia y sin privilegiar a una parte sobre la otra.

Dicho de otra manera, un conciliador o mediador no admite o reconoce que tiene sesgos por razones de raza, religión, orientación sexual, política, género, clase social, lugar de nacimiento, profesión, etc.  El ideal del perfil del conciliador y mediador es que no sea racista, homofóbico, misógino, xenofóbico, clasista, etc. Sin embargo, para desencanto de algunos, todos los seres humanos tenemos sesgos explícitos e implícitos. Las inclinaciones que tenemos pueden llegar a convertirse en verdaderas murallas en la ayuda para la resolución de conflictos, más aún si éstas no son conscientes.

Los conciliadores y mediadores tienen buenas intenciones, buscan que las partes resuelvan sus conflictos y pueden están convencidos que están desempeñando el mejor papel. El problema de los sesgos implícitos es que dichos operadores los aplican con las personas que ayudan. Una manera de trabajar esta condición humana es la práctica reflexiva. El conciliador y mediador pueden hacerse preguntas reflexivas antes, durante y después de su intervención para revisar sus sesgos.

La Universidad de Harvard tiene un test en línea muy conocido que permite evidenciar y medir los sesgos implícitos. El test tiene los siguientes sesgos:

  • Sexualidad
  • Peso
  • Discapacidad
  • Asiático
  • Presidentes
  • Árabe/islámico
  • Color de piel
  • Género/profesión
  • Armas
  • Origen
  • Género/ciencia
  • Edad
  • Religión
  • Raza

¿Cree que tiene algún sesgo en dichas categorías?

Los invitamos a que tomen el test y descubran algunos de sus sesgos implícitos en el siguiente vínculo:

Sesgos

 

Es tiempo de abandonar la frase “los no abogados”

No abogados

En muchos escenarios repetimos que las palabras tienen poder y que somos lo que decimos. Desde las narrativas se afirma que las palabras crean realidades. Es común ver en los cursos de conciliación, mediación, negociación y otros métodos de resolución de conflictos que el tercero debe promover la comunicación apreciativa, y es más, ser ejemplo de la misma. En la Resolución de Conflictos se promueve la interdisciplina como un principio del reconocimiento a los aportes que han hecho y continúan haciendo las personas basadas en sus conocimientos y experiencias multi-profesionales. Sin embargo ¿Alguna vez han escuchado decir a un profesional referirse a otros como los “no economistas”? ¿Los “no médicos”? ¿Los “no ingenieros”? ¿Los “no psicólogos”? pero tal vez sí hemos escuchado y validado el término “no abogados” ¿Por qué? ¿Somos tan diferentes que debemos utilizar una frase excluyende, peyorativa e irrespetuosa? Aún más, escuchar esto de boca de los conciliadores y mediadores es un contrasentido.

Esta nota está inspirada en un amigo y colega que una vez me hizo el comentario que le llamaba mucho la atención escuchar en los abogados referirse sobre los diferentes profesionales como nos “no abogados”, que esto era algo que él no hacía como economisma, pero que además, no lo escuchaba de otros profesionales. En ese momento me hizo caer en la cuenta que áun existen frases que se volvieron comunes y sobre las que no reflexionamos para ser conscientes que debemos dejarlas de utilizar. El decir “no abogados” no construye, promueve o genera valor positivo. El objetivo de esta nota es invitar a los mediadores y conciliadores a aplicar eso que tanto nos enseñan: comunicación apreciativa. Si queremos hacer referencia a profesiones diferentes al derecho, seguramente en la riqueza del español, podemos encontrar unas que no tengan una connotación de superioridad o despectivas. Por ejemplo, otros profesionales, profesionales tales como.

En este mismo sentido, muchos años atrás, Lemoine D. Pierce escribió una carta al editor a la Dispute Resolution Magazine en donde hacía una llamado a dejar de usar el término “no abogados” por parte de los mediadores en Estados Unidos. Explica el profesor Pierce que el origen de dicha expresión fue para hacer referencia a las personas técnicas que apoyan a los profesionales del derecho. Pese a ello, insiste en que el decir “no abogados” es peyorativo. Asimismo, el uso de estos términos genera una distorsión en las personas sobre el lenguaje de ellos versus nosotros.

¿Está de acuerdo con esta invitación? El lenguaje es dinámico y debemos cuidar nuestras palabras para respetarnos y apreciarnos.

 

Quinto aniversario del blog

5añosHoy 29 de abril se cumplen cinco años de haber creado el blog dedicado a los métodos de resolución de conflictos. Gracias por consultarlo, comentarlo y compartirlo. El propósito sigue vigente: compartir estudios, actividades y reflexiones sobre las diferentes metodologías para resolver conflictos como la negociación, la facilitación, la mediación, la conciliación, el ombuds y el arbitraje.

Este blog nació como consecuencia de una experiencia de vida con un conflicto, hizo parte de un proceso de transformación y resciliencia. Todo conflicto tiene su parte positiva, este es un ejemplo de ello. Gracias por estar presentes.

Al cumplir cinco años, algunas cifras gracias a ustedes son:

Mapa

Los 3 países que más visitan el blog son Estados Unidos, Colombia y Hong Kong.

visitantes

Cada año se ha crecido en el número de visitantes y de visitas al blog.

 

post

Un total de 109,814 visitas al home del blog y los 3 temas más consultados: la conciliación en el Código General del Proceso, la promoción de congresos en 2015 y el narrador.

Visitantes2

En 5 años se han publicado 377 notas, con un total de 141.946 visitas al blog y con 83.046 usuarios.

Les invito a que me escriban y compartan las noticias, teorías, prácticas e investigaciones que quieran dar a conocer sobre los métodos de resolución de conflictos.

Elmo: el conciliador de Juego de Tronos

 

En un brillante video, Elmo de Plaza Sésamo interviene para conciliar o mediar entre Cersei Lannister y Tyrion Lannister de Juego de Tronos, la serie más popular de nuestros tiempos.

Es gratificante ver que Plaza Sésamo y HBO aprovecharon su popularidad e impacto para promover una campaña de respeto tomando su frase de “El invierno se acerca” por “Viene el respeto”.

En el video se observa a Elmo haciendo las veces a un conciliador o mediador e invita a Cersei y Tyrion a colaborar para resolver sus diferencias. Veamos un breve análisis del video.

Parte 1. Al inicio se observa a las partes argumentando con posiciones y no con intereses cuando Tyrion dice que “el sólo quiere lo mejor para Westeros”. Tyrion dice lo que quiere, pero no revela lo que realmente busca.

Parte 2. Elmo les dice que deberían respetarse como una acción evaluativa del conciliador.

Parte 3. El conciliador continúa ofreciendo su propia experiencia como ejemplo al decir que cuando él tiene un problema con otros, como ejemplo habla del Monstruo come Galletas, no se molesta, sino que los escucha para aprender qué tienen que decir. Esta frase hace recordar a las lecciones de varios autores de mediación que recomiendan controlar las emociones y escuchar como una forma de manejo de los conflictos, esta aproximación es también evaluativa.

Parte 4. En respuesta a la intervención de Elmo, Tyrion dice que, si dejan de pelearse entre ellos y trabajan juntos, podrían ser más fuertes y le ofrece a Cersei escucharla si ella está dispuesta. Esta es otra acción recomendada por la literatura en mediación y negociación: colaborar entre las partes para superar el conflicto y construir un puente de oro.

Parte 5. Para asegurarse que Cersei acepta, Elmo interviene con una pregunta trasladando la oferta de Tyrion y parafraseándola: ¿Quisiera la señorita Cersei intentar escuchar y entender lo que el señor Tyrion está diciendo?

Parte 6. Cersei dice que puede intentarlo como un gesto noble de su parte.

Parte 7. Las partes y el conciliador brindan por la nueva amistad en símbolo que el respecto se ha reestablecido.

Una muy buena historia con un comienzo (conflicto), desarrollo (intento de solución por conciliación) y final (acuerdo).

Necesitamos más ejemplos de diálogo y resolución de conflictos en los medios de comunicación para que de manera pedagógica todos promovamos la conciliación y mediación.