Panorama de las necesidades jurídicas en los centros de conciliación y arbitraje de Colombia

cover_issue_5081_es_ES

La Revista Pensamiento Jurídico de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia publicó en su más reciente número el artículo titulado: Panorama de las necesidades jurídicas en los centros de conciliación y arbitraje de Colombia de Harbey Peña Sandoval.

Resumen: Este documento pretende describir el panorama de la satisfacción de las necesidades jurídicas de los colombianos cuando acuden a los centros de conciliación y arbitraje, a partir de los datos del Módulo de Necesidades Jurídicas de la Encuesta de Calidad de Vida (ECV).

El artículo puede ser descargado aquí

A continuación se presenta la primera de una serie de infografías sobre algunos datos revelados en el artículo

Inforgrafia 1

Anuncios

Víctimas de acoso laboral, sin justicia por tantas barreras

El periódico El Tiempo publicó la siguiente noticias sobre el acoso laboral en Colombia, un tipo de conflicto del cual hacen falta más medidas de política pública, acceso a la justicia, prevención del conflicto y sanciones a los victimarios.

Desde 2006 existe una ley para acabar el acoso laboral, pero realmente la norma no está funcionando.

Por: Universidad del Rosario
08 de noviembre 2018 , 03:23 p.m.

Desde hace 12 años, Colombia cuenta con una ley que busca corregir, prevenir y sancionar las conductas de acoso laboral; si bien esta norma ha permitido que el tema no sea invisibilizado y que los trabajadores tengan una forma de evitar conductas que los intranquilizan y los hostigan, lo cierto es que en la práctica es poco efectiva. Las víctimas no saben cómo denunciar, tienen miedo de hacerlo, los espacios para dar a conocer los hechos no son efectivos y no tienen herramientas para probar el acoso.

En resumen, existen barreras jurídicas y materiales que impiden a los trabajadores acceder a la justicia cuando son acosados, como lo evidencian las pocas denuncias y los pocos fallos sancionatorios.

Investigadores de sociología y jurisprudencia de la Universidad del Rosario se dieron a la tarea de seguir el recorrido de lo acontecido en el país con la Ley 1010 de 2006 (la norma en mención), tanto en el sector público como en el privado, y aseguran que el sistema judicial en general presenta varias falencias para que el trabajador víctima de acoso laboral pueda hacer valer sus derechos.

“La ley trajo cosas buenas porque hizo obligatorio constituir en las empresas privadas y en la entidades del gobierno un comité de convivencia laboral (optativamente si hay más centros de trabajo el empleador puede o no establecer más de un comité) que tratará estos asuntos. Hoy los empleados saben que tienen derechos, las empresas hicieron talleres de capacitación y se empezó a hablar del tema, pero en la mayoría de empresas del país, que son pymes, no tienen cómo integrar los comités y la herramienta más importante que señaló cómo conformarlos salió 6 años después de expedida la Ley”, explica la abogada Adriana Camacho Ramírez, profesora de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario y doctora en derecho español e internacional, quien ha estado en los equipos de estudio de esta temática.

Camacho se refiere a la resolución 652 del Ministerio de Trabajo de 2012 que estableció la conformación y funcionamiento del Comité de Convivencia Laboral, el espacio más importante para atender el acoso, puesto que en él se busca darle solución inmediata al conflicto para que cese la situación y además para prevenir otros sucesos similares.

Sin embargo, lo que han encontrado los investigadores del Rosario es que justo es en este escenario donde comienzan los tropiezos con la norma, incluso frente a la resolución 1356 de 2012 que modificó sustancialmente la 652. Por un lado, en las empresas pequeñas no resulta muy práctico ni fácil conformarlo con las condiciones indicadas por la resolución (un representante del trabajador y uno del empleador, cambia el número según el tamaño de la compañía) porque no tienen personal suficiente, o por el poco apoyo o desconocimiento del dueño del negocio. Además es difícil que quienes están en el comité no tengan intereses en la empresa, como sucede con las empresas familiares.

Por otro lado, no siempre se logra la confidencialidad que señala la norma y mucho menos acciones que permitan atender el conflicto, como cambiar de lugar al trabajador, darle otras responsabilidades, cambiar el jefe, etc. Un hecho que es más frecuente en las entidades públicas donde los cargos son por concurso y no siempre existen cargos disponibles para que el funcionario sea trasladado.

“El comité de convivencia lo que hace es intentar solucionar el problema. No está en él decidir si hubo o no acoso, el único que lo puede hacer es el juez y para ello se debe escalar en el proceso. La ley 1010 de 2006 intentó ‘objetivizar’ el acoso y en el artículo 7 señaló conductas que son acoso laboral y en el artículo 8 las que no lo son y dio ejemplos para cada una. Con esa información el comité puede decir: si está acá puede ser un acoso y el conflicto se puede solucionar de la siguiente manera para evitar un estrés laboral o conductas de riesgo psicosocial”, agrega la profesora Camacho.

El sector público, con más riesgo

La resolución 652 del 2012 señala que si en el Comité de Convivencia Laboral no se llega a un acuerdo entre las partes, no se cumplen las recomendaciones formuladas o la conducta persiste, en el caso del sector público el comité deberá remitir la queja ante la Procuraduría General de la Nación. Cuando esto ocurre en el sector privado, el comité informará a la alta dirección de la empresa, cerrará el caso y el trabajador podrá presentar la queja ante el inspector de trabajo o demandar ante el juez competente.

“Otra diferencia entre sector público y privado es que la Corte Constitucional en la Sentencia T-882 de 2006 señaló que en caso de no ser un mecanismo idóneo la vía disciplinaria, la tutela puede ser un mecanismo de protección para trabajadores del sector público. Como no hay tantas posibilidades de traslado del trabajador y se tienen más restricciones por cargos, la Corte dice se puede acudir a la acción de tutela si se considera que no se tiene una solución rápida. Se pueden señalar como derechos vulnerados la dignidad de la persona, la intimidad, la integridad, el trabajo y la salud, entre otros”, agrega Camacho.

El detalle sobre el acoso laboral en el sector público, otros obstáculos para hacer efectiva la norma contra el acoso laboral, cómo operan estas conductas en los contratos de prestación de servicios y qué es y qué no es acoso laboral se puede ampliar en http://www.urosario.edu.co/Investigacion/UCD-2018/Articulos/Victimas-de-acoso-laboral-sin-justicia-por-tantas/.

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/victimas-de-acoso-laboral-sin-justicia-por-tantas-barreras-290862

Los abogados también podemos ser hacedores de paz

El periódico Ámbito Jurídico publicó una columna de opinión del profesor Nicolás Parra de la Universidad de los Andes donde aborda el tema de los abogados y su rol como hacedores de paz, actividad muy relacionada con el rol de los abogados como conciliadores y a su vez constructores de paz.
A continuación se comparte su columna:
Los abogados también podemos ser hacedores de paz

Nicolás Parra Herrera

En mis últimas clases de hermenéutica jurídica y Teoría del Derecho del semestre pasado les pregunté a mis estudiantes ¿por qué habían estudiado Derecho? Sin duda, era una pregunta extraña para hacerla en la última clase del semestre. Quizás hubiera sido más lógico, en cambio, hacerla en la primera clase. Sin embargo, decidí hacerla al final para ver si sus intuiciones iniciales se transformaron a lo largo de la clase. Pienso que esta pregunta es importante, porque conozco muchos abogados que estudiaron Derecho y luego sufrieron de una alta desorientación profesional, y creo que una de las múltiples causas es que nunca les hicieron esta pregunta al comienzo, a mitades y a finales del semestre. Quizás la desorientación surge por no indagar los motivos para estudiar esta disciplina.

De mis estudiantes recibí dos tipos de respuestas. Unos me decían que habían estudiado Derecho porque creían en la justicia y otros me aseguraban que estudiaban Derecho para resolver conflictos. Con un poco de ironía y motivación pedagógica insistí: “Ah, entonces ustedes estudian porque van a preservar la justicia y resolver conflictos”. Y continúe: “Pero, entonces, ¿qué es la justicia? Y ¿qué es un conflicto?” Todos quedaron pasmados, no sabía qué responder. Yo insistí con mis preguntas: “Levanten la mano si ustedes ven una clase en el pensum que se denomine teorías de la justicia o teoría del conflicto”. Alguien con algo de timidez confesó que en la carrera no se veían esas clases. Yo concluí: Si los abogados son especialistas en resolver conflictos y en defender la justicia, es apenas lógico que gran parte del pensum se concentre en estos temas en lugar de limitarse, como ocurre actualmente en algunas universidades, a enseñar normas y procedimiento, sin ningún cuestionamiento ni comprensión de qué es el Derecho y para qué somos abogados.

Les dije a mis estudiantes que, si en la teoría los abogados somos especialistas en resolver conflictos, debemos ser en las familias los primeros a los que acuden para solucionar toda clase de controversias. Pero no es así. En las familias no suelen llamar al abogado, llaman al comunicador o al sicólogo, quienes están mejor entrenados para resolver los conflictos y comunicar los intereses. De hecho, existe la creencia popular de que si se llama a un abogado en un conflicto social, la cosa se va a empeorar. Esto se justifica en parte porque los abogados, como lo ha señalado el profesor Diego López, parecemos en muchas ocasiones médicos que no sabemos de la enfermedad que estamos tratando, o en otras palabras, profesionales entrenados para lidiar con conflictos sin saber siquiera qué es un conflicto y mucho menos cómo lidiar con él. Peor aún, muchos estudiantes se gradúan creyendo que la única manera de lidiar con el conflicto es “litigando”, canalizando el conflicto en más procesos judiciales.

Les dije a mis estudiantes que si habían decidido estudiar Derecho para hacer justicia y resolver conflictos, debían estudiar esas dos nociones profundamente. También les recordé que un abogado también es un hacedor de paz (peace maker) y un solucionador de conflictos sociales, por lo que no podían simplemente aprender normas, sino que tenían que entender que el Derecho era mucho más que un sistema normativo, también era una herramienta para materializar y debatir distintas nociones de justicia y para resolver conflictos pacíficamente. Creo que la desorientación profesional con la que a veces se gradúan los abogados está íntimamente ligada a una distorsión o desencaje entre los motivos que los impulsaron a estudiar Derecho y las finalidades a las que los impulsan y domestican en el estudio del Derecho.

David Hoffman, un profesor de mediación de la Universidad de Harvard, dio una conferencia en Ted Talks hace unos años en la que confesó que en un punto de su vida llegó la siguiente duda: ¿litigar o no litigar, esa es la cuestión? Él lo resolvió dejando de litigar, porque consideró que si en la Medicina solo existieran cirujanos, la forma de resolver los problemas de salud serían principalmente a través de la cirugía. Así como la Medicina requiere de cirujanos, en el Derecho necesitamos litigantes. Pero, sobre todo en esta coyuntura, necesitamos hacedores de paz: mediadores, negociadores, conciliadores y solucionadores de conflictos de forma alternativa a los procesos judiciales y al arbitraje.

Debemos comenzar a aprender de la enfermedad que supuestamente estamos curando y a conocer mejor el antídoto que utilizamos: el conflicto y la justicia. Quizás por eso valga la pena decirles a nuestros estudiantes de Derecho al terminar su carrera una de las frases más bellas que escribió Abraham Lincoln y que conocí por Hoffman: “Desalienta el litigio. Persuade a los vecinos a transigir cada vez que puedas. Como un hacedor de paz el abogado tiene una oportunidad superior de convertirse en una buena persona”.

Fuente: https://www.ambitojuridico.com/noticias/etcetera/educacion-y-cultura/los-abogados-tambien-podemos-ser-hacedores-de-paz

Nueva investigación afirma que entre más rápido se deriven los casos a mediación, más probabilidades hay para lograr un acuerdo

SMU

 

Una nueva investigación de la Universidad de Administración de Singapur ha identificado tres aspectos cruciales que influyen en el indicador de acuerdos de mediación.

El estudio de la Universidad fue publicado en la revista de Harvard Negotiation Review en la primavera de 2018, en este indican que el Sistema de Justicia debería considerar tres criterios para la derivar los casos a mediación:

  1. El tiempo del conflicto
  2. El estado del proceso judicial
  3. El nivel de confrontación de las partes

La investigación se titula “¿Cómo deben saber los tribunales si una disputa está lista y es adecuada para la mediación?” y fue liderada por el profesor Dorcas Quek Anderson y Eunice Chua de la Facultad de Derecho de la Universidad de Administración de Singapur, la cual fue financiada por el Colegio Judicial de Singapur.

La mediación ha tenido un amplio desarrollo en el Sistema Judicial y existen vacíos en los criterios para definir si un caso es o no adecuado para ser remitido a mediación. ¿Cuál es el momento adecuado? ¿En qué estado debe estar el litigio? ¿Qué factores influyen para que una mediación llegue a un acuerdo cuando es remitido por un juez? Son algunas de las preguntas de la investigación.

Para el estudio se tomó información de las bases de datos de los casos civiles de Singapur y encuestas del Centro de Mediación de Singapur.

En la investigación se encontró que:

  • La demora en un mes en la derivación del caso influyó en un 3% en el porcentaje de acuerdos de mediación.
  • Los casos tienden a mediarse más si se remiten en etapas procesales iniciales como la definición de la litis y menos si están en la etapa probatoria.
  • Entre más alto es el nivel de confrontación entre las partes, menos es el porcentaje de acuerdos de mediación.

Ahora bien, el estudio también sugiere que los jueces no solo deben basarse en los tres criterios anteriormente descritos para enviarlos a mediación. La recomendación es ampliar los criterios de análisis para la derivación.

El profesor Chua menciona que se espera que el estudio brinde elementos para el diseño de políticas en el Sistema Judicial de Singapur y otros países.

Para leer el estudio se puede consultar la revista de Harvard Negotiation Review

II Congreso Nacional e Internacional de Convivencia Social

II-Congreso-Nacional-e-Internacional-de-Convivencia-Social_promo

El 1 y 2 de noviembre de 2018 el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá realizará el II Congreso Nacional e Internacional de Convivencia Social. A continuación se comparte la información de este importante evento.

Dirigido a

• Gerentes, jefes de Recursos Humanos, miembros del Comité de convivencia laboral de las empresas.
• Operadores de Justicia Comunitaria, conciliadores en Equidad, jueces de paz y de reconsideración, mediadores, comités de convivencia de propiedad horizontal, comités de convivencia de juntas de acción comunal, líderes sociales.

Contenido

El Congreso contará con la participación de expertos nacionales e internacionales. El experto expondrá a partir de la modalidad de conferencia, compartirá con los participantes su perspectiva sobre temas relacionados sobre convivencia y la relación con los MASC en el ámbito comunitario y empresarial.• Panel de discusión expertos
Un grupo de expertos en el tema exponen su punto de vista y opinión sobre la convivencia a partir de su experiencia y conocimiento, ofreciendo una amplia visión a los asistentes sobre el tema en particular en el ámbito comunitario y empresarial• Panel de discusión Conciliadores en equidad
Un grupo de conciliadores en equidad exponen su punto de vista y opinión sobre el justo comunitario a partir de su experiencia y conocimiento en el marco de la conciliación en equidad• Concurso Ensayos sobre la conciliación en equidad y el justo comunitario
Un grupo de estudiantes de pregrado de ciencias sociales y derecho presentan los ensayos sobre conciliación en equidad y justo comunitario como aporte de la academia en la resolución pacífica de conflictos• Ejes temáticos– Justo comunitario y conciliación en equidad
Conflicto al interior de las empresas
– Convivencia en entornos comunitarios y empresariales
Más información e inscripciones

Inscribirse

 

Fuente: https://www.centroarbitrajeconciliacion.com/Eventos-y-capacitaciones/Nuestros-eventos/2018/II-Congreso-Nacional-e-Internacional-de-Convivencia-Social

Inter-American Development Bank Names Associate Ombuds

ombudsblog

Tom Kosakowski, el conocido ombuds y bloguero ha publicado una nota sobre el nuevo trabajo del narrador de este blog, a continuación compartimos el post:

http://ombuds-blog.blogspot.com/

The Latin American development bank has appointed Harbey Peña Sandoval as its Associate Ombudsperson. Sandoval will be based in Washington, DC and report to IDB Ombuds, Marta I. Abello, for an intial two-year appointment.

Sandoval has worked in and taught dispute resolution for about 15 years, primarily in Bogotá DC, Colombia. He has been a faculty member at Universidad Nacional de Colombia, Universidad Santo Tomás, Escuela Superior de Guerra, and Universidad Católica de Colombia. He has been an ADR consultant for the Colombia National Planning Department, Bogotá Chamber of Commerce, World Bank, Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, and Pan American Health Organization. Sandoval graduated from Universidad Nacional de Colombia and earned a Master of Dispute Resolution from George Mason University. (LinkedIn.)

He also publishes a blog in Spanish about the ADR field. A recent post about Ombuds Day links to his article that explains the differences between Organizational Ombuds and more common Classical Ombuds (Defensor del Pueblo) in Latin America. (MetodosdeResoluciondeConflictos; Confluencia article.)

Related posts:  2012 IOA Board Elects Officers; Internship: Inter-American Development Bank; Job Posting.

La mediación en 2018: tendencias y conclusiones

WWLLa web de Who´sWhoLegal publicó una nota sobre el estado de la mediación en el mundo para el año 2018. A continuación se comparten algunos extractos del artículo.

El estado de la mediación

La mediación se ha consolidado en muchas jurisdicciones del mundo para resolver los conflictos comerciales, en algunos casos debido al alto costo de los litigios y el arbitraje. En países como Estados Unidos, Inglaterra y Singapur, los mediadores han convencido a los clientes de su especialización y sosfisticación en los servicios de resolución de conflictos; sin embargo, la mediación no goza de las mismas características en otras jurisdicciones. En Inglaterra y Gales, la mediación está bien y es la más desarrollada del continente europeo gracias a la predominancia del inglés en los negocios y la buena imagen de los mediadores ingleses. La competencia entre mediadores abogados y “no abogados” se ha itensificado. De acuerdo con el reporte de CEDR en 2018, 51% de los mediadores provienen de disciplinas diferentes al derecho.

El crecimiento de la mediación en Europa ha sido más disímil. En España, por ejemplo, los mediadores aún no son vistos como efectivos para resolver complejos conflictos comerciales y por ello los clientes perciben un riesgo en la mediación. En Portugal, el reto está en las barras de abogados que no ven en la mediación un mecanismo viable de resolución de disputas.

En Asia, Singapur se distingue como un centro de mediación gracias a su estatus de centro de negocios. Los mediadores son conocidos por su sofisticación en casos complejos. En Hong Kong la mediación está creciendo pese a que no tiene el mismo apoyo institucional que tiene en Singapur. En India, la mediación cuenta con el apoyo de las barras de abogados y los magistrados de las cortes de Bangalore y Deli.

En Estados Unidos la mediación crece de manera homogenea, pero tiene diferencias entre los estados. La oferta de mediadores es mayor que la demanda de casos. En consecuencia, la competencia entre los mediadores es feroz en estados con gran oferta de profesionales como es el caso de California. Asimismo, los porcentajes de acuerdos en mediación son altos, con promedios anuales del 80%. La mediación ha crecido en contextos complejos como la construcción y la ingeniería. El estudio muestra que Canadá cuenta con mediadores muy bien remunerados, los cuales a su vez son sofisticados.

El articulo continúa describiendo la tendencia a la formalización de la mediación en diferentes países. Para continuar leyendo la noticia, a continuación se comparte el link:

http://whoswholegal.com/news/analysis/article/34708/mediation-2018-trends-conclusions/

Finalmente, es una lástima que el artículo no incluyera otras regiones del mundo como Latinoamérica, Africa, Medio Oriente y demás en el estado de la mediación.

11 de octubre es el día del Ombuds

IOA-OD-Banner-Square_400pxFoto: https://www.ombudsassociation.org/About-Us/Ombuds-Day-2018.aspx

El 11 de octubre se conmemora el día del Ombuds, uno de los recursos con que cuentan las personas de las organizaciones públicas y privadas para resolver sus inquietudes, preocupaciones y conflictos en sus propias entidades.

El Comité de Ombuds de la División de Resolución de Conflictos de la ABA estableció que el segundo jueves de octubre se celebraría el día del Ombuds para coincidir con el mes de la mediación con el fin de promover esta profesión de resolución de conflictos.

A pesar que las oficinas de ombuds, ombudsperson, ombudsman tienen siglos de haber sido establecidas, solo un tipo de las mismas, los defensores del pueblo, son identificadas por los ciudadanos, como en el caso de Colombia, por su visibilidad. El otro tipo de ombuds, es decir, el organizacional, tiene poco desarrollo y son desconocidas en el contexto Latinoamericano. Sin embargo, existen muchas de estas oficinas en los Estados Unidos y otros países europeos que han tenido un mayor crecimiento.

Las universidades, entidades públicas, entidades no gubernamentales y empresas privadas deberían crear una oficina de ombuds para que sus empleados y asociados puedan, en caso de una inquietud, preocupación o conflicto, acudir a un tercero neutral, independiente, confidencial e informal para que les ayuden y con ello, resolver la situación que les aqueja y afecta su ambiente de trabajo.

Un empleo libre de violencia, acoso, maltrato, discriminación, irrespeto, indiferencia, crea un escenario propicio para que la organización y sus empleados logren sus objetivos.

Para conocer más sobre el ombuds, se comparte de nuevo en este blog el artículo escrito por Harbey Peña Sandoval Harbey.Confluencia.2013

¡Felíz día del Ombuds!

 

I Congreso Nacional e Internacional de Conciliación en Derecho – 23 y 24 de octubre

cac-ccb

El Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá le invita a participar en el I Congreso Nacional e Internacional de Conciliación en Derecho 2018, con el propósito de promover el intercambio de conocimiento sobre las principales dificultades en las materias conciliables, la conciliabilidad en materias administrativas y laborales, los nuevos escenarios en los cuales la conciliación puede ser la herramienta idónea para resolver conflictos y los retos de la conciliación en derecho para la próxima década. Intercambiar experiencias con los centros de conciliación de otros países y la red de Centros de Conciliación.

Conferencia

Dirigido a

Conciliadores en derecho, centros de conciliación públicos y privados, abogados en ejercicio, mediadores, empresarios de diferentes sectores, abogados de empresa, académicos y profesionales que estén interesados y/o relacionados con el tema. Jueces y magistrados.

Metodología

Este congreso se llevará a cabo mediante conferencias magistrales por parte expertos en el tema de conciliación en derecho, promoviendo el intercambio de experiencias, conocimientos y herramientas para la solución de conflictos.

Contenido

Este evento contará con la participación de expertos panelistas nacionales e internacionales, que abordarán los siguientes ejes temáticos:

  • Temas especializados: Conciliación en materia de consumo, conciliación en propiedad intelectual y derechos de autor, conciliación en obras civiles, infraestructura y procesos constructivos, conciliación en contratos de distribución.
  • Temas nuevos por abordar: Conciliación en tierras, mediación en justicia restaurativa, conciliación en conflictos socio ambientales (recursos naturales, no renovables).  Conciliabilidad en materia laboral y administrativa, conciliación en franquicias.
  • Retos en la conciliación: alianzas publico privadas para la conciliación como mecanismo de descongestión y de garantía de acceso a la justicia.
  • La normatividad en conciliación: reformas legales y reglamentarias.
  • Conciliación virtual: la conciliación virtual, Ley 527 y su equivalente funcional.
  • Limitación por cuantías (priorización de acceso a los centros de conciliación públicos para la población vulnerable).

El valor de la inscripción:

Categoría  Código Valor
Público general 05020199 $ 400.000
Operadores CCB, amigables componedores, árbitros, conciliadores y funcionarios públicos 05020200 $ 350.000

Incluido IVA

Para inscribirse al Congreso, usted deberá:

Acercarse a las cajas principales de las sedes de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Para el pago en moneda extranjera envíe un correo electrónico a: wendy.bernal@ccb.org.co, quien se pondrá en contacto para su orientación.

Si desea, contamos con una modalidad de pago por medio de la generación de una orden de compra donde deberá enviar la siguiente información al correo electrónico: wendy.bernal@ccb.org.co con copia a: infocac@ccb.org.co

datos orden

Una vez realice el pago, para legalizarlo envíe copia de la consignación a los correos electrónicos: wendy.bernal@ccb.org.co con copia a infocac@ccb.org.co o en el teléfono 5941000 ext. 2323/ 2306.

Política de cancelación: si requiere cancelar su registro, podrá hacerse un reembolso del 50 % de la inscripción si lo solicita hasta el 20 de octubre de 2018. Lamentablemente, ningún reembolso puede hacerse luego de esa fecha, aún si el participante no asiste al congreso.

Agenda – I Congreso Nacional e Internacional de Conciliación en Derecho V3

Agenda sujeta a cambios

Entrevista con Francisco Diez de Argentina

FD

Foto: Francisco Diez

En desarrollo de la Serie de Entrevistas con los Maestros de la Mediación en Iberoamérica, es la oportunidad de presentar a los lectores del blog las respuestas del colega argentino Francisco Diez, quien es muy reconocido en la región por sus obras, clases y experiencia en mediación.

  1. ¿Qué lo ha motivado a trabajar académicamente en la mediación?

Respuesta: Mi trabajo ha sido no solo académico sino fundamentalmente práctico.  Lo académico siempre acompañó mi práctica profesional, como una manera de mejorar y enriquecer mis capacidades.  Enseñar, siempre ha sido para mí, la mejor manera de aprender.

Descubrí la Mediación a principios de los años ´90 cuando con un grupo de colegas participamos de la primera experiencia “Piloto” de Mediación del Ministerio de Justicia de Argentina.  Yo venía de varios años de trabajar en el gobierno, con una Maestría en Harvard y me ilusionaba poder trabajar haciendo contribuciones muy concretas para mejorar la vida de la gente de mi comunidad.  Sin embargo me desilusionó la vida interna de los partidos políticos en mi país y, fuera del gobierno, la política era pura competencia mezquina y nada de contribución.  La mediación me proporcionó la posibilidad de hacer contribuciones concretas a los problemas de la gente de mi comunidad. En una escala individual o familiar al principio, comunitaria luego y mas tarde a nivel social y político también.

  1. ¿Cuáles son para usted los principales avances teóricos de la mediación en Argentina?

Respuesta: Los avances más importante de la Mediación en la Argentina se vienen dando desde el inicio en un puente entre los estudios académicos y la práctica profesional.  A medida que se extiende la práctica a ámbitos diversos, aparecen obras y elaboraciones académicas dando cuenta de esos avances y viceversa, desde la elaboración académica también se han abierto espacios de práctica profesional. Se ha progresado mucho en el ámbito de la Mediación Penal, sobre todo aplicada a la materia penal juvenil. Se abre paso la Mediación en Instituciones Carcelarias y ya hay un camino bastante extenso en Mediación Escolar y Comunitaria/Vecinal.  Hay ya consolidadas experiencias en el ámbito civil, familiar, comercial y laboral.  Lo que veo es un diálogo muy interesante entre elaboraciones académicas y experiencias prácticas en ámbitos cada vez mas diversos y específicos, que van generando un acumulado de conocimientos con gran impacto en la cultura social.  Y la mediación se está viendo cada vez más como una opción viable frente a conflictos sociales complejos, cuestiones medioambientales, y conflictos socio políticos de todo tipo.

  1. En su concepto ¿Cuáles son los principales retos en la formación de mediadores en Argentina?

Respuesta: Hay dos desafíos fundamentales para el crecimiento y la consolidación de la Mediación en la Argentina.  El primero es la incorporación de estándares de calidad a la práctica, sobre todo cuando la asistencia a una audiencia de Mediación es obligatoria para el ciudadano.  El segundo es una sólida formación para los que se van a dedicar a trabajar en este campo.  Creo que la Formación Inicial que se ofrece es muy escasa y me parece que estamos ya en un punto de desarrollo del campo profesional que permitiría requerir que quienes trabajemos como Mediadores tengamos una formación más amplia y más sólida.  El reto fundamental es ayudar a los profesionales a cambiar la mirada frente a la realidad, abandonar las certidumbres y las recetas y apuntar a una formación transformadora del individuo de manera que pueda convertirse en mediador.

  1. En su concepto ¿Cuál debe ser el rol de la academia en la mediación? ¿Cree que la academia ha venido cumpliendo su rol?

Respuesta: Me parece que no.  En términos generales la Academia continúa desenvolviéndose en un plano bastante abstracto y en muchas ocasiones con teorías recitadas y basada en concepciones objetivistas que nada tienen que ver con la práctica del mediador.  Aún hay muchos profesores que enseñan sin haber practicado, como si fuera una materia más. El enfoque continúa siendo sobre todo teórico y para aprender mediación se necesita un enfoque existencial.  Quien se sumerge en la formación en mediación debería salir personalmente transformado, porque no creo que sea posible contribuir a transformar el conflicto destructivo en una nueva construcción colaborativa si no hay una coherencia interna en el operador.  Se hace necesario vivir la transformación de la colaboración para poder enseñarla.

  1. ¿Puede describirnos cuáles pueden ser los vínculos teóricos de la mediación y la construcción de paz en un país? En Colombia estamos trabajando en ello.

Respuesta: Ambas prácticas comparten el sustrato teórico y el propósito transformador.  La mediación es una práctica enfocada en el nivel del individuo o de pequeños grupos de actores que están directamente involucrados con la situación de conflicto.  La construcción de paz tiene en cuenta sistemas mucho mas amplios que la agencia de los individuos, aunque los incluye.  En ambas esferas el factor relacional y la construcción de confianza son elementos clave y el propósito de generar cambios es común.  En el caso de la mediación las decisiones de cambio las toman los participantes directamente, en la construcción de paz intervenimos en los sistemas para impulsar “tendencias” de cambio.  Hay una intencionalidad sutilmente diferente en la mediación y en la construcción de paz, porque en la Mediación nos enfocamos en que los agentes del conflicto puedan tomar sus propias decisiones respecto al conflicto privado evaluando mejor sus alternativas, considerando caminos colaborativos.  En cambio en la construcción de paz alrededor de la conflictividad pública, somos también defensores de procesos más inclusivos, que eliminen la práctica de la violencia, generen satisfacción de necesidades y amplíen la provisión de justicia y equidad. En Colombia, es indispensable impulsar transformaciones a nivel cultural y estructural que erradiquen la práctica de la violencia en las relaciones sociales, por eso es indispensable la construcción de paz.

  1. Usted ha participado en varios procesos de mediación en contextos de conflicto social, político e internacional ¿De qué manera se conectan en la práctica la mediación y la paz? ¿Considera que es claro en los estudios de paz el papel que pueden cumplir los mediadores?

Respuesta: A mi modo de ver, hay una articulación teórica de procesos idóneos para atender conflictos de menor a mayor complejidad entre los tipos de procesos en los que trabajamos: Negociación, Mediación, Facilitación de Diálogos y Construcción de Paz. La célula básica teórica de todos los procesos transformativos está en la Negociación colaborativa. La Mediación incorpora la intervención de un tercero que asiste a las partes para instalar la dinámica de la negociación colaborativa entre ellos. La Facilitación de Diálogos avanza un paso más en la inclusión de actores diversos y grupos, con temáticas que pueden ser más complejas también.

FD1

Finalmente la Construcción de Paz requiere de todos los anteriores procesos y los comprende, con una aproximación multifoco y multinivel, involucrando diversas intervenciones que requieren una coherencia de dirección, para impulsar “tendencias” de transformación. En mi trabajo en construcción de paz en Colombia he conducido negociaciones con actores individuales, mediaciones a alto nivel, facilitado e impulsado procesos de diálogos y generado plataformas para sostener los procesos de cambio en paz, como es el caso del proyecto del Instituto Kroc, vinculado a la implementación de los acuerdos de paz.

  1. Con base en sus libros publicados entre ellos, Herramientas para trabajar en Mediación y Mediación internacional en Venezuela, puede contarnos ¿De qué manera puede un mediador de conflictos interpersonales aportar en un país como Colombia paradójicamente polarizado por la paz?

Respuesta: El trabajo de un Mediador en conflictos interpersonales es clave en el proceso de transformación de una cultura que incluye la violencia a una cultura que la excluye y que promueve colaboración y entendimiento.  La polarización de Colombia es un subproducto de la lucha política, y el hecho de que gire alrededor de los acuerdos de paz es un síntoma de los “dolores de parto” que este proceso social mas amplio está generando.  Si elevamos la mirada y pensamos en los procesos sociales de cambio por los que pasa la historia de nuestros países, entonces se ve mas claro cuáles son los pasos indispensables que hay que dar para que se instale la paz en nuestras comunidades.  Los mediadores en conflictos interpersonales, en cada intervención, estamos contribuyendo en un proceso mas amplio de aprendizaje de nuestra sociedad. Un aprendizaje acerca de la tolerancia, el respeto, la apreciación de las diferencias y la búsqueda de opciones de beneficio mutuo.  Estas palabras parecen modestas, pero encierran una gran revolución cultural y cada uno de nosotros es, en esencia, un reformista.

Muchas gracias a Francisco por su colaboración y disponibilidad con la entrevista.

Franciso Diez en sus primeros 10 años de su carrera profesional los dedicó a la política, como secretario y jefe de gabinete del Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, Dante Caputo, trabajando luego con el ex Presidente Raúl Alfonsín.  Mas tarde, como uno de los primeros diez mediadores de Argentina comenzó mediando en conflictos interpersonales, familiares, entre otros.  Ha trabajado como consultor independiente y como experto de Naciones Unidas y el Centro Carter y ha brindado capacitación junto a los máximos expertos a nivel mundial en manejo de conflictos como William Ury, Sara Cobb y John Paul Lederach. Es co-autor de “Herramientas para Trabajar en Mediación” con Gachi Tapia, Ed. Paidós 1999 y de “Mediación Internacional en Venezuela”, con Jennifer Mc Coy, Ed. Gedisa 2012 (también en inglés como  “International Mediation in Venezuela” editado por el United States Institute of Peace –USIP- 2011)

Actualmente pertenece al Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz de la Universidad de Notre Dame, EE.UU. y se desempeña como Representante para América Latina del Proyecto “Matriz de Acuerdos de Paz”[1] Coordinando el Barómetro de Verificación de la Implementación del Acuerdo de Paz de Colombia e impulsando un pequeño proyecto de construcción de escenarios de futuro en Venezuela.

[1] http://kroc.nd.edu/news-events/news/kroc-s-peace-accords-matrix-gains-regional-ambassador-latin-america-1632