El futuro de los mediadores y la mediación en Inglaterra

Legal business

La web de Legal Business ha publicado una nota patrocinada por Independent Mediators donde algunos mediadores con muchos años de experiencia comparten sus opiniones sobre esta disciplina.

A continuación se comparten algunos apartes de la entrevista con comentarios propios.

¿Qué tendencias a futuro ven para los mediadores?

Muchos mediadores están siendo entrenados pero no consiguen trabajo. Hay escasez de calidad porque los nuevos mediadores no tienen la oportunidad de practicar y, por lo tanto, mejorar. Esta área es vital para el desarrollo de la mediación. La experiencia casi universal es que los usuarios se apresuran a determinar la calidad de los mediadores y los que no son aprobados no se vuelven a utilizar. El Consejo de Mediación Civil y las normas observadas por los proveedores con sus propios sistemas de control de calidad ayudan a establecer y mantener estándares.

Los cursos de capacitación originales fueron inspiradores, imaginativos y en su día una tormenta de aire fresco para los alumnos educados con capacitación de negociación limitada o nula. Hoy la formación se ha extendido en longitud y complejidad. Sin embargo, existe una necesidad más que nunca de mantener estas habilidades mediante la revisión periódica y la observación de la capacitación en todos los niveles para incorporar las últimas ideas.

En cuanto a la regulación de los mediadores, como profesión actualmente operamos un modelo de autorregulación con un telón de fondo de una regulación de toque ligero a través del Código de Conducta Europeo para Mediadores. Consigue mantener la mediación lo más flexible y libre de reglas posible. No vemos la necesidad de incorporar ninguna otra regulación en este momento.

Para el caso colombiano, una de las limitaciones a futuro de los conciliadores es que muchos son capacitados a través del diplomado de conciliación, pocos de los “egresados”  ejercen como conciliadores y por lo tanto no es promisoria la profesionalización de la conciliación. En este mismo sentido, sigue siendo preocupante la estadística que el 61% de los conciliadores del país se encuentran en estado registrados inactivos. Debemos preguntarnos y conocer las causas que llevan a que las personas estén interesadas en inscribirse en los centros de conciliación pero no realizar conciliaciones. También es necesario que los ciudadanos estén mejor informados sobre qué es la conciliación y qué debe esperar del conciliador para que puedan ejercer su autonomía de la voluntad plenamente. Esto mismo se convertiría en una herramienta de control del usuario al conciliador. Puede suceder que el conciliador presione a las partes para llegar a un acuerdo y estas terminen pensando que eso es una buena conciliación.

En el país se ha avanzado en la calidad de los cursos de formación de conciliadores y algunos centros de conciliación hacen revisión y observación de las calidades de sus conciliadores en la práctica. Esto se debe mantener y mejorar técnicamente para que los conciliadores tengan el apoyo necesario para mejorar sus habilidades. Desde la academia hace falta trabajo en equipo e inversión en la innovación e investigación para liderar el análisis y creación de teorías y prácticas conciliatorias para el desarrollo de la disciplina. Los debates en la materia siguen siendo predominantemente jurídicos donde hay poco espacio para el crecimiento. 

Hasta tanto no se establezca que la conciliación es una profesión, difícilmente se generará un sistema profesional de control en el ejercicio conciliatorio. Aún se piensa que el conciliador es un mero administrador de justicia transitorio y/o servidor público y existe confusión en los roles del Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación para su control. ¿Qué pueden hacer el Consejo Superior de la Judicatura y la Procuraduría General de la Nación por los conciliadores cuando no cuentan con la capacidad institucional técnica para liderar e instruir sobre una profesión y se les pide que sean las autoridades disciplinarias? 

¿Qué tendencias a futuro ven para la mediación?

Hay un crecimiento continuo significativo en la mediación internacional. La aparición de la mediación en todo el mundo ha sido una de las tendencias de los últimos 30 años. La tendencia continuará con la creciente aparición de una verdadera mediación internacional en asuntos de inversionistas / estado y comercio global / comercio multi-jurisdiccional con casos multipartidistas transfronterizos.

Los asuntos cada vez más complejos que llegan a la mediación han hecho que se pida al mediador que se involucre más temprano en el proceso y que se mantenga involucrado después de la mediación. Esto también ha llevado a un uso cada vez mayor del diseño de procesos a la medida con el mediador que trabaja con las partes como líder del proceso. Ha habido una creciente sofisticación en las habilidades y técnicas de negociación utilizadas por las partes y los mediadores. La mediación se está adaptando para enfrentar disputas que normalmente nunca hubieran sido objeto de mediación.

Phillip Howell-Richardson comenta: “Existe una mayor comprensión de las causas de las disputas, del análisis científico de las personas bajo estrés y del estudio del arte y la ciencia del comportamiento de negociación. Todas estas y varias otras áreas que surgen de estas exploraciones se desarrollarán en el futuro “.

Existe la posibilidad de que la mediación sea obligatoria a medida que los legisladores intenten reducir la carga de trabajo de los tribunales para ahorrar dinero. Este no es un desarrollo que IM esté de acuerdo, ya que el núcleo de la mediación es un proceso consensual.

Es probable que haya más mediación en línea para disputas de menor valor, responsabilidad del consumidor y del producto. ¡Una visión aterradora pintada por un colega de mediación fue que dentro de diez a 15 años la inteligencia artificial podrá llevar a cabo la mayoría de los litigios y mediaciones!

En Colombia no se evidencia un desarrollo de la conciliación como una herramienta de resolución de conflictos internacionales. La conciliación colombiana no está diseñada desde el marco jurídico para ser competitiva y atractiva para el mercado internacional, nuestras normas son extensas, complejas, formales y cuasiprocesales, características que los inversionistas y extranjeros huyen a la hora de resolver un conflicto en un escenario jurídico que desconocen. Tan solo decir que un acuerdo de conciliación puede ser demandado por tutela es un argumento suficiente para no pactar una eventual conciliación.

Al igual que lo dicho por Phillip Howell-Richardson, en Colombia, se requiere mayor interés e inversión por el conocimiento y desarrollo de teorías para entender los conflictos y su resolución conciliada. 

Colombia parece continuar y querer afianzarse en la idea que la conciliación debe ser un requisito de procedibilidad. Al igual que IM, el narrador de este blog considera que la conciliación debe rescatar su naturaleza consensual. Es una falacia afirmar que la conciliación ha descongestionado los despachos judiciales, pero esta es una narrativa tan poderosa que se ha convertido en una posverdad difícil de desmontar con argumentos y cifras. 

Finalmente, se continúa vislumbrando que el futuro de la conciliación estará en la inteligencia artificial, este parece ser un camino innegable.

Fuente: https://www.legalbusiness.co.uk/analysis/disputes-yearbook-2019/sponsored-briefing-mediation-goes-mainstream/ 

Un pensamiento en “El futuro de los mediadores y la mediación en Inglaterra

  1. La mediación, surge y se desarrolla con una distorsión no menor, de profundo significado de un hábito o costumbre social. Es regular que cuando se define mediación se de primicia a la intervención de un tercero, como se hace del procedimiento judicial adversarial. Quiere decir que tenemos en la presencia del gobierno, vía su poder judicial, una alteración a la voluntad pretendida. ¿Como cambiar la lógica de la seguridad del poder coactivo con el que se dota al gobierno para resolver una disputa privada con la sola responsabilidad de los confrontados?
    La mediación no debe ser vista como un negocio. Quienes mediamos confrontamos nuestros alcances en el mercado de la justicia, entre abogados y jueces que se juegan sus ingresos gracias al manejo de las formalidades que las leyes dotan. Porque la ley lo dice pasando al olvido y hasta el menosprecio la fuerza de la voluntad que creo esas mismas leyes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s