Entrevista con el Dr. Gustavo Adolfo Vega Vargas desde Nicaragua

GustavoAdolfo

Hace dos años se inició en este blog el ciclo de entrevistas a líderes en la implementación de la mediación en Latinoamérica. En esta oportunidad tenemos el privilegio de contar con la entrevista del Dr. Gustavo Adolfo Vega, Coordinador OdeM-PRODEP II-DIRAC en Nicaragua.

Esperamos que sea del agrado de todos los lectores la siguiente entrevista.

Muchas gracias al Dr. Adolfo Vega por su disponibilidad y enseñanzas compartidas en sus respuestas.

  1. Cuéntenos por qué se interesó en la mediación y cuál fue su primer contacto con dicho método.
Período 1998-2005:

 

  • Miembro del Equipo que participó en la elaboración y promoción de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) que estableció, por primera vez en el país, la Mediación Previa en los procesos judiciales; Consultoría para el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), de Costa Rica.
  • Miembro del Equipo que participó en la elaboración y promoción del Reglamento a Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) Consultoría para el mismo IIDH, de Costa Rica.
  • Miembro del Equipo que participó en la elaboración y promoción de la Reforma al Código Procesal Penal de la República de Nicaragua (CPP), que reguló la Mediación Previa a los procesos judiciales, en materia penal; Consultoría para el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), Costa Rica.
  • Coordinador de Capacitación del Proyecto “Reforma y Modernización Normativa en  Nicaragua”  Corte Suprema de Justicia y CAJ/FIU-USAID-IIDH, que desarrolló centenares de eventos de capacitación sobre el nuevo Código Procesal Penal y sus fases, incluyendo la Mediación Previa Penal.
Desde 2012 hasta la fecha:

  • Coordinador del Componente de la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (DIRAC), específicamente en el tema de la Mediación, dentro del Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad en Nicaragua, auspiciado por el Banco Mundial.

 

  1. Por favor describa brevemente qué es y cómo opera la mediación en Nicaragua y su reglamentación normativa.

Al igual que en el resto de países de la Región, la Mediación está planteada como un mecanismo, previo o paralelo, de solución alternativa de conflictos o controversias, encaminado a lograr que los conflictos sociales no necesariamente se judicialicen, y encuentren cauces alternativos para su solución.

Su fundamento normativo más general está contenido en la Ley N° 260 “Ley Orgánica del Poder Judicial”; ya particularmente, los diferentes cuerpos normativos procesales de las diferentes materias jurídicas, además de algunas Leyes específicas, regulan los diversos Métodos de Resolución Alterna de Conflictos. Algunas de estas Leyes, son:

  1. Ley N° 260 “Orgánica del Poder Judicial” promulgada en 1998 prevé que “en todos los casos en que se presenten demandas de familia, civiles, mercantiles, agrarias y laborales en los juzgados respectivos, previo a cualquier actuación o diligencia, el juez convocará después del sexto día a un trámite de mediación entre las partes las que podrán estar asistidas por abogados. En los casos penales, la mediación se llevará a efecto por el juez de la causa en cualquier estado del juicio de Instrucción.
  2. Ley N° 278 “Ley de la Propiedad Reformada, Urbana y Agraria”, contempla el uso de la mediación (y el arbitraje) para la solución de disputas.
  3. Ley N° 406 “Código Procesal Penal” que entró en vigencia en diciembre de 2002, señala el uso de la mediación Previa o durante el proceso, para casos como faltas, delitos imprudentes o culposos, delitos patrimoniales entre particulares sin violencia o intimidación, y delitos sancionados con penas menos graves. La mediación puede ser solicitada antes de iniciado el proceso judicial o durante el mismo, según Artos. 57-58 respectivamente. Se contempla como medida alterna a la persecución penal.

Por otra parte, el uso del Arbitraje está dispuesto en las siguientes leyes:

  1. Ley N° 127 “Ley de Inversiones Extranjeras”, de 19 de junio de 1991, establece que en el contrato de inversión “podrá establecerse que toda controversia o diferencia que surja entre el Gobierno y un inversionista extranjero, con relación a la interpretación del Contrato de Inversión, se resolverá mediante arbitraje” (Arto. 31).
  2. Ley N° 278 “Ley sobre Propiedad Reformada, Urbana y Agraria”, de 26 de noviembre de 1997 que, en su Arto. 59, el Arbitraje, para la solución de los conflictos relativos a la propiedad, originados en las circunstancias específicas que establece el Arto. 1 de dicha ley.
  3. Ley N° 272 “Ley de la Industria Eléctrica”, de 18 de marzo de 1998, la cual dispone que “las controversias que surjan en el seno del Consejo de Operación y que puedan ser resueltas, serán dirimidas a través de arbitraje en los términos establecidos en la Normativa de Operación”. (Arto. 60).
  4. Ley N° 286 “Ley Especial de Exploración y Explotación de Hidrocarburos”, de 18 de Marzo de 1999, establece el arbitraje nacional o internacional para solución de controversias “que pudieran surgir en la ejecución, cumplimiento y en general, en todo lo relativo a contratos referidos a la presente ley” (Arto. 76);
  5. También se observan manifestaciones de estos procesos en: Código Civil de la República de Nicaragua, Código del Trabajo, Código de la Niñez y la Adolescencia y Código de Familia.
  6. Por otra parte, el 24 de Junio del 2005, en La Gaceta, Diario Oficial, Nº 122, fue aprobada la Ley N° 540 “Ley de Mediación y Arbitraje de la República de Nicaragua” y con este histórico acontecimiento, el pueblo de Nicaragua cuenta con métodos alternos de solución de conflictos, base para la construcción de una Cultura de Paz y Convivencia pacífica y facilitará ampliamente los intercambios comerciales.

Esta ley contempla la posibilidad de que se establezcan centros de mediación y arbitraje, privados y públicos, cuyos servicios podrán ser a título oneroso o gratuito y esto da la oportunidad a las personas que tienen problemas que puedan ser mediados, de poder acudir a estos centros y resolver su conflicto de manera extrajudicial, sin tener que llegar a los juzgados, en donde se les dicta una sentencia y siempre habrá un ganador y un perdedor. De esta forma se estará brindando servicios a la población que contribuirá a descongestionar los despachos judiciales. Estos Centros son acreditados por la DIRAC.

La variedad de leyes en las que se contempla el uso de algún método alterno de resolución de conflictos, demuestra una marcada tendencia del Poder Legislativo, compartida y promovida igualmente por el Judicial y Ejecutivo, de abrir espacios de diálogo y concertación, que permitan a la población contar con mecanismos pacíficos, creativos, rápidos y eficientes para la solución de sus conflictos.

  1. ¿Cuál es su balance de la implantación de la mediación en Nicaragua?

Si bien la voz más calificada en esta materia es la voz oficial de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia, desde la perspectiva de un ciudadano común y corriente es posible afirmar categóricamente que la introducción de los Métodos de Resolución Alterna de Conflictos (MARC) ha permitido:

  1. a) En primer lugar, que haciendo uso de los Métodos de Auto-Composición, las partes dialoguen y construyan soluciones mutuamente satisfactorias, reduciendo significativamente el flujo de casos hacia la vía judicial; y
  2. b) Descongestionar al Poder Judicial de una gran cantidad de casos “de poca monta”, lo que permite que sus funcionarios se concentren en los casos que, finalmente, llegan a judicializarse y, por su grado de complejidad, exigen una mayor y más calificada intervención de los órganos judiciales.

 

  1. ¿Cuáles son los principales retos que en su concepto se tienen en la mediación en Nicaragua?

El principal reto ha sido y continuará siendo la “inoculación” de la Cultura de Mediación en la conciencia ciudadana, de forma tal que éstos, acudan como un proceso natural a estos métodos, antes de pensar en la judicialización de los mismos.

Al efecto, la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (DIRAC), dependencia del Poder Judicial de Nicaragua, ha dado impulso a un Programa denominado “Mediación Escolar”, que persigue incidir desde los mecanismos de educación formal, en el conocimiento, manejo y aplicación de la Mediación, como mecanismo de solución de controversias y, en general, de los Métodos de Auto-Composición.

 

  1. Además de la mediación ¿Qué otros métodos de resolución de conflictos se aplican ampliamente en Nicaragua? ¿Nos puede contar algo sobre ellos?

Gradualmente, como es lo recomendable, otros Métodos de Resolución Alterna de Conflictos se han ido aplicando en nuestro país.

Además de la introducción de la Mediación propiamente dicha, en las materias que ya he dejado señaladas (Penal, Civil, Mercantil), se ha introducido el tema de la Conciliación, en materia de Derecho de Familia, y de Arbitraje, en el espinoso y muy particular tema de la Propiedad, de gran relevancia para un país como el nuestro, que  ha experimentado fuertes transformaciones sociales y económicas.

 

  1. ¿Qué aspectos considera exitosos de la mediación en Nicaragua, que puedan ser aplicados en otros países?

Además de los frutos propiamente derivados de la Naturaleza Jurídica de la Mediación, me parece relevante destacar que:

  • Se ha articulado a las instituciones técnicas, como es el caso de la Institución encargada de los Asuntos Territoriales en la labor de identificación, a nivel de detalle, de cada parcela, para construir la información catastral en los lugares donde no existía.
  • Otra institución estatal, la Intendencia de la Propiedad, adscrita a la Procuraduría General de la República, es la encargada de titular e inscribir registralmente las propiedades a favor de los protagonistas de estos procesos.
  • Promover la Mediación, en los casos en que ésta sea necesaria, como mecanismo para resolver las posibles controversias entre los particulares.
  • La emisión, por parte de la CSJ, de una Resolución Administrativa (Resolución N° 001-2014 CER-CSJ), que “abre las puertas” de los Registros Públicos de la Propiedad para los Acuerdos de Mediación que se vayan logrando, para la Resolución de los Conflictos.
  • La obligación impuesta a los trabajadores del Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad de notificar a los protagonistas, beneficiados por la inscripción registral de un Acuerdo de Mediación, de la inscripción del mismo y de su reciente titularidad registral.
  • Finalmente, aun cuando no se trata del más importante de los logros, todo lo anterior permite a las Alcaldías Municipales “construir” el Inventario de Propiedades del Municipio, con miras a incrementar significativamente la recaudación en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles, lo que incrementa el monto total de tales ingresos, y provee a las Alcaldías, de más recursos para la ejecución de sus proyectos y programas sociales.

 

  1. ¿Cuál es el perfil de mediador en Nicaragua? ¿Es una práctica interdisciplinaria?

La definición del Perfil de Mediador en Nicaragua gradualmente ha venido evolucionando.

Inicialmente, se consideró que bastaba la condición de “líder comunitario”, para desempeñar tal función, pues éstos, al ser conocedores de la realidad social que rodeaba el conflicto, podrían aportar decisivamente en la solución de los mismos.

Posteriormente, analizando su desempeño y constatando la “explosión social” de Profesionales de la Ciencia Jurídica en el país, se consideró equivocado continuar con aquella dirección, y se optó por involucrar, cada vez más, a los Abogados del País.

Esto, aunado al hecho de vincular registralmente los Acuerdos que lo ameritasen, ha venido imponiendo como opción preferencial la condición de profesional de la ciencia jurídica.

Ahora bien, si la complejidad del conflicto, por los asuntos de que trate, demanda capacidad multi-disciplinaria de los Mediadores, es algo que está debidamente previsto y regulado en la Legislación, pudiendo éstos auxiliarse de peritos especializados en la materia, que demande el tipo de conflicto.

 

El Dr. Gustavo Adolfo Vega Vargas es Abogado y Notario Público de la República de Nicaragua, por la Universidad Nacional Autónoma, Núcleo de León (1987-1992).

Post-grados en:

  • Derecho Constitucional, 1982, Asociación de Juristas Democráticos de Nicaragua (AJDN), Asociación Catalana de Profesionales para la Cooperación (ACPC) y Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua–León (1982).
  • Derecho Procesal Penal, Centro para la Administración de Justicia. Florida International University; Universidad Jaime I de Castellón, España (2004-2005).
  • Derecho Penal, Centro para la Administración de Justicia. Florida International University; Universidad Jaime I de Castellón, España, y la Comisión Nacional de Facultades de Derecho de Nicaragua (CONADER) Diciembre 2004
Anuncios

Estudio de Corpovisionarios y DPS reconoce el papel de la mediación y conciliación en la resolución de conflictos

Corpovisionarios

logo-DPS-Gov.png

Corpovisionarios y el DPS han presentado los resultados de un estudio titulado: “Tejiendo acciones de paz” se hace referencia a la mediación y conciliación en la resolución de los conflictos. el propósito del estudio fue: Construcción de 5 Agendas de Sostenibilidad a través de la medición, sistematización y análisis de distintas fuentes de información que posibilite la identificación de los avances del Programa Nuevos Territorios de Paz entorno a la consolidación de ámbitos de acción colectiva, confianza, percepción de seguridad y victimización”. También existen informes regionales de Atlántico, Bolívar, Caquetá, Guaviare y Magdalena.

A continuación se comparte un extracto del informe final:

3.1.2.4 Actitudes frente a la ley (categoría descrita como: Conductas y creencias de los ciudadanos frente a las normas que impone el Estado (leyes). Pueden ser analizadas en dos dimensiones: (i) las motivaciones que las personas tienen para cumplir la ley (nivel individual) y (ii) la percepción frente a que los demás cumplan o no las normas (nivel colectivo).)

(…) Sobre las alternativas existentes para resolver problemas se destaca un ambiente favorable por el respeto a la autoridad pues en promedio 55% del total de encuestados optó por acudir ante las autoridades públicas cuando existen problemas comunitarios, seguido por el 17% que prefiere apoyarse en los oficios de mediación y conciliación de algunos vecinos. Así mismo, llama la atención que las opciones “cada uno se defiende como puede” y “no hacen nada,” agruparon a 12% y 10% de los individuos en la muestra respectivamente.”

Para conocer los diferentes productos del estudio hacer click en los enlaces a continuación:

1. TEJIENDO ACCIONES DE PAZ – Informe final
Agenda Atlántico

Agenda Bolivar

Agenda Caqueta

Agenda Guaviare

Agenda Magdalena

Para mayor información pueden contactar a:

Andrés Casas-Casas

a.casas@corpovisionarios.org

Jurisprudencia reciente en conciliación

400px-PalacioDeJusticia2004-7-9Bogota

Fuente fotografía: https://es.wikipedia.org/wiki/Poder_Judicial_en_Colombia

A continuación se comparten tres decisiones judiciales recientes de las Altas Cortes colombianas sobre la conciliación.

1. Corte Constitucional

Sentencia T-059 de 2017

“6.2. En relación específica con este campo, y a propósito de la ya referida mención que el artículo 53 hace de la irrenunciabilidad de los derechos, y a continuación, sobre la posibilidad de conciliar sobre ellos, es claro que esos dos conceptos no son incompatibles de tal modo que uno de ellos prime necesariamente sobre el otro, lo que en realidad supondría su anulación. Según lo ha aclarado la jurisprudencia[1], ellos son plenamente armonizables, de una parte, porque la sola posibilidad de conciliar no equivale a un mandato en tal sentido, pues en cuanto acuerdo bilateral, es un acto eminentemente voluntario, pero también porque, aunque el derecho como tal sea en sí mismo irrenunciable, el alcance de las prestaciones a partir de las cuales tal derecho se materializa puede ser incierto o dudoso, por ejemplo a causa de la dificultad probatoria, o al depender su vigencia de condiciones suspensivas, con lo que, en verdad, resulta imposible predicar su irrenunciabilidad. De otra parte, es precisamente frente a esos estados de duda o incertidumbre, que resulta conveniente la figura de la conciliación, pues el acuerdo que pudiera lograrse confiere, para lo sucesivo, certeza a los alcances de la relación jurídica de que se trata, la que, de otro modo, solo podría ser lograda al término de un proceso judicial, con todas las implicaciones que ello conlleva.

(…) 6.6. A partir de lo anterior, concluye la Sala que los pactos únicos sobre mesadas pensionales futuras contenidos en actas de conciliación son jurídicamente válidos, siempre que cumplan con los requisitos establecidos por la jurisprudencia laboral, y no afectan el carácter irrenunciable del derecho a la pensión, como también que tales pactos no devienen inválidos en caso de que el titular de la pensión que accede a su celebración sobreviva por tiempo superior al estimado por el cálculo actuarial, ni aunque por otra razón sobrevenga el agotamiento del capital entregado.”

Consultar Sentencia: Corte Constitucional T-059-17

2. Corte Suprema de Justicia

Radicación n.° 11001-31-03-017-2005-00190-02

“3.3.   Otra, por consiguiente, debe ser la interpretación que corresponde dársele a la norma de que se trata, en procura de obtener el fin que con ella persiguió el legislador, que fue el de “garantizar la presencia de las partes citadas a una audiencia de conciliación y en la misma medida evitar que se acuda al mecanismo de la conciliación como alternativa para suspender la caducidad o prescripción pronta a vencerse, práctica común entre los abogados” (“Ponencia para primer debate al proyecto de Ley 148 de 1999, Senado, 304 de 2000 Cámara”, Gaceta del Congreso No. 451, pág.20).

(…) De lo dicho se sigue, que el indicio grave contemplado en el artículo 22 de la Ley 640 de 2001, cuando la persona que no comparece a la audiencia de conciliación extrajudicial es quien luego resulta demandada en un proceso, opera en relación con dicha parte, sin otro condicionamiento, y, mucho menos, sin que tenga alguna incidencia el hecho de que ella hubiese o no propuesto excepciones meritorias.”

Consultar Sentencia: Corte Suprema de Justicia SC3526-2017

3. Consejo de Estado.

Radicación número: 25000-23-26-000-2009-00267-01(44194)

“CADUCIDAD ACCIÓN DE REPARACIÓN DIRECTA POR PRIVACIÓN INJUSTA DE LA LIBERTAD – Conteo de término / CADUCIDAD ACCIÓN DE REPARACIÓN DIRECTA POR PRIVACIÓN INJUSTA DE LA LIBERTAD – se configuro / CADUCIDAD DE LA ACCIÓN DE REPARACIÓN DIRECTA – Suspensión del termino de caducidad por solicitud de conciliación prejudicial / SUSPENSIÓN DEL TERMINO DE CADUCIDAD – Desde la fecha en que se presenta la solicitud hasta la expedición de la constancia de no acuerdo conciliatorio o hasta que venza el término de tres meses contados desde que se solicitó el inicio del trámite, lo que ocurra primero / FALLO INHIBITORIO / Por caducidad de la acción

En tratándose de acciones de reparación directa por la privación injusta de la libertad, la jurisprudencia reiterada de esta Sección del Consejo de Estado ha considerado que el término de caducidad se empieza a contar a partir del día siguiente a la ejecutoria de la providencia que precluyó la investigación, de la sentencia absolutoria o desde el momento en que quede en libertad el procesado, lo que primero ocurra, momento a partir del cual se configura el carácter injusto de la limitación del derecho a la libertad, en virtud de una medida de aseguramiento de detención preventiva Según la certificación secretarial que obra en el proceso penal, la sentencia de segunda instancia quedó ejecutoriada el 8 de marzo de 2007. Así las cosas, los dos años del término de caducidad se hubieran agotado el 9 de marzo de 2009. No obstante lo anterior, lo cierto es que, de conformidad con el expediente, la parte demandante presentó solicitud de conciliación extrajudicial el 12 de febrero de 2009 y, posteriormente, el 6 de mayo de ese año, la Procuraduría 56 Judicial ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca expidió la constancia de no acuerdo conciliatorio. Respecto de la incidencia del trámite conciliatorio en el conteo del término de caducidad, el artículo 21 de la Ley 640 de 2001 estableció que la presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial lo suspendía hasta la expedición de la constancia de no acuerdo conciliatorio o hasta que venciera el término de tres meses contados desde la presentación de la solicitud, lo que ocurriera primero”

Consultar Sentencia: Consejo de Estado 25000-23-26-000-2009-00267-01(44194)

¿Puede la conciliación o mediación restaurativa ayudar a prevenir casos de violencia intrafamiliar?

DSC_0041

Fuente fotografía: http://www.policiaecuador.gob.ec/i-encuentro-de-la-familia-policial-en-homenaje-al-dia-del-nino/

Es claro que la legislación colombiana no permite la conciliación (o mediación en otros países) para resolver estos conflictos; sin embargo, en esta oportunidad no me referiré al debate de si debe ser o no conciliable la violencia intrafamiliar, sino el llamar la atención sobre la importancia de programas preventivos de resolución de conflictos, en este caso, el papel de la conciliación o mediación restaurativa.

En un artículo muy interesante, Jerri L. Fosnaught  (19 Ohio St. J. on Disp. Resol. 1059 2003-2004), propone que la mediación restaurativa puede ser un programa que ayude a la prevención de la violencia intrafamiliar con los integrantes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. A continuación se comparten algunos de sus argumentos:

  • Las estadísticas muestran que la violencia intrafamiliar es más frecuente en las relaciones de los miembros de las fuerzas armadas. Los datos dicen que es de dos a cinco veces más alta que en los civiles.
  • No es sorprendente que debido al entrenamiento de los miembros de las fuerzas armadas de matar al enemigo y estar siempre alerta de las amenazas, lleve a la insensibilización de los mismos. Los militares son entrenados para actuar y no para ser verbales, esto contradice las habilidades de comunicación para las relaciones con otros.
  • Otra razón de esta alta tasa de violencia intrafamiliar es la composición demográfica de los miembros de las fuerzas armadas, las familias que viven en estratos socioeconómicos más bajos presentan mayores niveles de violencia intrafamiliar. Más del 37% de los integrantes de las fuerzas armadas tienen un pago bajo y son personas con 30 años o menos que están casados.
  • Los militares trabajan en condiciones laborales de estrés alto, tienen como responsabilidad mantener la familia y las decisiones laborales escapan a su control ya que existe una jerarquía vertical en las fuerzas militares.
  • La mayoría de los integrantes de las fuerzas armadas son jóvenes entre los 18 a 35 años, grupo de personas con mayor riesgo a cometer crímenes, incluyendo la violencia física.
  • La propuesta de Fosnaught es que las fuerzas armadas tengan un programa obligatorio de mediación restaurativa para que los miembros que regresan de sus misiones puedan ser ayudados junto con sus familias en el manejo de sus relaciones y conflictos, especialmente en las primeras semanas posterior a su retorno.
  • Como supuesto también se presenta que al estar ausente el militar, su rol de padre, esposo y compañero es asumido solamente por su pareja, es decir, se vuelve más independiente porque tiene que hacer todo. Al regresar el militar, se encuentra con un ambiente familiar complejo donde la otra persona no quiere abandonar su independencia para el manejo de las cosas y empiezan los roces para que el militar asuma algunas de sus tareas o roles. Muchas veces, la reacción del militar es violenta porque se suma su estrés postraumático.
  • Las fuerzas militares tampoco han sabido manejar muy bien dichos conflictos, porque algunos estudios han demostrado que poco se hace con las denuncias de violencia intrafamiliar, los programas ofrecidos pueden ser represivos o limitados a la terapia o apoyo de un trabajador social.
  • La mediación restaurativa puede ayudar a que las partes puedan resolver sus conflictos asumiendo las complejidades de la relación y las dificultades contextuales de cada cual. La mediación puede servir en los casos donde se quiere preservar la relación de las partes, o quieren una separación amistosa.
  • No se recomienda la mediación restaurativa cuando se ha presentado violencia intrafamiliar o no hay un equilibrio de poder entre las partes para el diálogo.
  • Al implementar programas de mediación restaurativa, los miembros de las fuerzas armadas y sus familias tendrán una herramienta para dialogar y resolver sus conflictos previniendo con ello el manejo violento de los mismos.

En Colombia, existen 12 centros de conciliación de la Policía Nacional, las fuerzas armadas (Aérea, Naval y Militares) no cuentan aún con centros de mediación o conciliación para la solución de los conflictos familiares donde una de las partes sea un integrante de las fuerzas. Esperemos que, cuando la pareja de un policía o militar encuentre que el diálogo no es el medio utilizado para resolver los conflictos con su pareja (militar) pueda contar con la ayuda de un mediador o conciliador para la solución de sus conflictos y con ello, tal vez, se puedan evitar más casos de feminicidio.

¿Los abogados han secuestrado la conciliación?

cartoon

Fuente: http://kluwermediationblog.com/2012/04/05/of-turkeys-and-christmas-the-role-of-lawyers-in-mediation/

Max Kimber SC ha escrito un interesante artículo sobre el rol de los abogados en la conciliación o mediación. A continuación se resumen sus principales argumentos:

  1. El abogado ha sido formado creyendo que la justicia se logra de una manera adversarial y no colaborativa.
  2. El abogado asume que su relación con el cliente es que el profesional del derecho debe resolver el conflicto ubicándose al frente de la situación y dejando en la silla trasera al cliente mismo.
  3. En una cita de Welsh (2001) menciona que una vez la mediación comenzó a salirse de su contexto comunitario y se adentró en las cortes y juzgados sucedió lo siguiente: 1. Los abogados empezaron a asitir a las mediaciones tomando el control de la sesión. 2. Los mediadores seleccionados empezaron a dar sus opiniones sobre el conflicto. 3. Se empezó a dar más las sesiones individuales que las conjuntas. 4. Los mediadores limitaron su creatividad para la resolución de los intereses de las partes. A esto se sumó que cada vez más los abogados se sintieron atraídos por la mediación como parte de su ejercicio profesional.
  4. Citando a Stipanowich, se menciona que poco a poco los abogados han generado una hegemonía en la mediación entre los abogados y los no abogados controlando la mediación.
  5. Se hace una lista de comportamientos de los abogados para secuestrar la mediación:
    1. No se asesora a los clientes teniendo en cuenta todos los métodos de resolución de conflictos, sino que se prefiere el litigio.
    2. Recomiendan a las partes no comunicarse directamente sino a través del abogado.
    3. No asesoran a las partes de intentar la mediación.
    4. Si se quiere cumplir la mediación como requisito de procedibilidad, simplemente se hace la solicitud formal con expectativas elevadas.
    5. No se recomienda la mediación en los casos que ya se ha iniciado el proceso judicial, a pesar que el costo del proceso ya es más elevado que lo que el conflicto ha causado.
    6. Haciendo reclamos injustificados, reclamos ofensivos y defender lo indefendible.
    7. Iniciando una guerra de comunicaciones por escrito escalando el conflicto.
    8. Impedir la mediación, a pesar que toda la evidencia apunta a que se va a ser condenado, generando una mayor dilación.
    9. No tomando ninguna capacitación en mediación y pretendiendo con ello litigar en la mediación.
    10. No preparando a los clientes para la mediación y su contexto.
    11. Preparar la mediación como su fuera un juicio con derechos, pruebas, etc.
    12. Evitando que las partes reales del conflicto no asistan a la mediación.
    13. Haciendo comentarios adversariales durante la mediación.
    14. No permitiendo que los clientes se expresen libremente sobre cómo se han visto afectados emocionalmente.
    15. Dominando las sesiones individuales con comportamiento de litigio.
    16. No permitiendo que las partes se reunan sin la presencia de sus abogados

La conclusión que ofrece el autor es que se requiere mucha educación para los abogados sobre la mediación para que se puedan lograr los propósitos de la misma.

Los interesados en leer el artículo lo pueden hacer en el siguiente link:

https://www.linkedin.com/pulse/have-lawyers-hijacked-promise-mediation-max-kimber-sc

Aportes interdisciplinarios a la mediación y conciliación

USTA

Los estudiantes de la Especialización en Psicología Jurídica y Forense de la Facultad de Psicología de la Universidad Santo Tomás de Bogotá realizaron un trabajo final en la materia de Mediación y Conciliación  con la coordinación del docente Harbey Peña Sandoval.

El tema del trabajo fue: aportes de diferentes disciplinas para la mediación y la conciliación. Esto con el propósito de incentivar el trabajo interdisciplinario en la mediación y conciliación en Colombia.

Los estudiantes autorizaron compartir en este blog sus trabajos para que sirvan de insumo a los mediadores y conciliadores.

  1. Aportes de la inteligencia emocional a la mediacion y la conciliacion
  2. Comunicacion asertiva
  3. Habilidaes de comunicacion
  4. Procesos de resiliencia en los espacios de mediacion
  5. Relacion entre los circulos de palabra y los MASC

Todos los trabajos reflejan el esfuerzo de los estudiantes y sus presentaciones fueron de la mejor calidad.

Esperamos que sea del agrado de los lectores.