Entrevista con Rosa M Abdelnour desde Costa Rica

rosagif2                                Foto: Rosa M Abdelnour

Continuando con la serie de entrevistas a los líderes y operadores de la mediación o conciliación en Latinoamérica, en esta oportunidad contamos con Rosa M Abdelnour de Costa Rica. Ella nos cuenta sobre su experiencia en mediación, las casas de justicia, el papel que cumplen las facultades de derecho en la mediación, los retos de la formación en mediación, la articulación de entre los centros de mediación, el Poder Judicial y el sector privado y finalmente sobre su concepto en relación con la mediación obligatoria previa a un proceso judicial.

Muchas gracias a Rosa M Abdelnour por sus importantes aportes en la comprensión de la mediación en Costa Rica. A continuación la entrevista:

  1. ¿Cuál fue su primer contacto con la mediación y por qué le llamó la atención este método de resolución de conflictos?

Respuesta: Mi primer contacto fue en el año 1998-1999, cuando el Ministerio de Justicia buscaba alianzas con universidades para instalar la primera Casa de Justicia del país, como Centro de Mediación Comunitaria. En ese entonces un amigo del Ministerio, ex-alumno y promotor del proyecto me buscó. Me encantó la idea pues siempre he creído en aquello de que “hablando, se entiende la gente”.

  1. ¿Puede describirnos cómo fue su experiencia como fundadora y directora de la primera Casa de Justicia en Costa Rica? ¿Qué lecciones aprendidas de esta experiencia puede compartirnos?

Respuesta: La experiencia duró casi 11 años y fue extraordinaria. Las mejores lecciones: los abogados debemos saber de psicología; en toda mediación debería estar un psicólogo como co-mediador; no hay que satanizar la mediación en violencia doméstica. La más importante: las escuelas de Derecho no enseñan lo que deben enseñar.

  1. ¿Cómo opera el sistema de mediación en Costa Rica? ¿Qué elementos lo hacen diferente de otros sistemas en Latinoamérica?

Respuesta: En CR la mediación es considerada legalmente igual que la conciliación. Es decir, que no se distingue entre una u otra por la postura más o menos proactiva del tercero neutral. La intervención del mediador será mayor o menor según la capacidad y habilidad de las partes en proponer sus opciones de acuerdo y discutirlas entre ellas. Y la intervención del mediador siempre será en lenguaje tentativo (what if?), pues son las partes las que deciden sobre “su” conflicto. Por ello es tan importante la etapa de la pre-mediación, para preparar a las partes para la audiencia conjunta (etapa que en CR puede decirse que no se hace, no obstante, para mí, ser esencial).

  1. ¿Cuál es el rol de las escuelas de derecho en la mediación en Costa Rica? ¿Cuál debería ser el rol de las escuelas de derecho en la mediación?

Respuesta: El papel de la mediación en las escuelas de Derecho en CR no es como debería ser. De 29 escuelas de Derecho, sólo 4 tienen algún curso sobre negociación y mediación/conciliación, arbitraje, etc; en fin, sobre medios alternos de resolución de conflictos. Debe ser un tema prioritario en los planes de estudio.  A los abogados hay que enseñarles a ser negociadores por excelencia.

  1. ¿Cuáles son los principales retos que tiene la formación de los mediadores en Costa Rica y qué propuestas de solución tiene al respecto?

Respuesta: La formación de los mediadores tiene un enorme reto y es que la ley que regula los medios alternos no prevé ni siquiera la necesidad de la formación en mediación para su práctica. Es más, va tan lejos, que incluso contempla expresamente que cualquier persona puede practicar libremente la mediación, confundiendo la voluntariedad del usuario con la profesionalidad del servicio, previendo una especie de mediación voluntaria, desde el punto de vista de la práctica. Lo que tiene preocupado al Ministerio de Justicia y los legisladores ya han “enterrado” dos propuestas de reforma a la ley. Lo que existe son recomendaciones del Ministerio de Justicia a través de la Dirección Nacional de Resolución de Conflictos de la necesidad de formación para registrarse como mediador, el ejercicio de la mediación a través de un centro autorizado (si bien la ley no exige nada de eso) y una formación de al menos 120 horas de aprovechamiento con unos mínimos en cuanto a contenidos. Por tanto, el reto es reformar la ley, en primer lugar. Ya existen centros de formación, pero van por la libre y sí hay un proyecto de algunos mediadores de crear un Colegio Profesional de Mediadores.

  1. ¿Cuál es la articulación que existe entre los centros de mediación del poder judicial y los privados en Costa Rica?

Respuesta: La articulación es mínima por no decir que no la hay. En el Poder Judicial hay una unidad RAC, pero no coordina actividades ni proyectos con los centros privados y la formación que dan a los jueces es muy de un profesional evaluativo que prácticamente le dice a las partes qué hacer. Jueces conciliadores que aún no se quitan el “chip” de juez, de decisor, a la hora de fungir como conciliadores.

  1. ¿Debería ser el intento de mediación obligatoria? ¿Cómo opera en Costa Rica? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas en este sentido?

Respuesta: La mediación obligatoria no se da en CR. En el primer seminario nacional sobre Mediación, ese fue uno de los temas de discusión. Su objetivo: promover el uso de la mediación. En Italia se estableció la mediación obligatoria y la Corte Constitucional la declaró inconstitucional, contraria a la esencia misma de la voluntariedad de la mediación. Giuseppe de Palo propuso entonces una mediación obligatoria ralentizada, con una salida: lo obligatorio es asistir a la sesión informativa sobre mediación, no el mediar. Hoy es el país de Europa con mayor índice de mediaciones. Fue un intento de propiciar la mediación en Europa donde aparece como la “bella durmiente”; es bella, pero está dormida o en criterio de algunos, “en coma”, ya que se utiliza muy poco, sobre todo en las causas civiles. Creo que la mediación obligatoria es un “oxímoron”, dos conceptos opuestos en la misma expresión. Las partes deben tener voluntad de querer resolver su conflicto y voluntariedad de querer hacerlo a través de la mediación. Por ello de Palo distingue entre obligar “a” la mediación y “en” la mediación.

Rosa M Abdelnour es abogada desde 1983 y está acreditada como mediadora desde el año 2000. Fue Fundadora y Directora de la primera Casa de Justicia (Centro de Mediación) en Costa Rica desde 2000 y hasta 2010, mediadora y árbitro en el Centro de Justicia Alternativa para la Barra de Abogados en Costa Rica. Ella cuenta con un Doctorado Cum Laude en Derecho Público de la Universidad de Navarra, España y una Especialización en Negociación Estratégica de la Facultad de Negociación de la Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, España. Cuenta también con una Maestría en Innovación en la Educación y la Enseñanza. Ha recibido entrenamiento en la OEA sobre arbitraje, negociación en la Red de Resolución de Conflictos en Australia y otras capacitaciones sobre MASC. Ella es profesora en derecho y ha trabajado como Decana de la Facultad de Derecho por 15 años. Actualmente colabora como una evaluadora par de la agencia nacional de acreditación en educación superior y como auditora en acreditación de despachos judiciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s