Entrevista con José Ignacio González Leiva, Ombuds de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Foto José Ignacio GonzálezFoto: José Ignacio González Leiva

Continuando con la serie de entrevistas para dar a conocer qué es un ombuds, sus funciones y organizaciones en los cuales puede ser institucionalizado, en esta oportunidad contamos con la participación de José Ignacio González Leiva, Ombuds de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En Colombia y Latinoamérica en general es incipiente la experiencia de universidades en la creación y puesta en marcha de las oficinas de ombuds, un ejemplo a seguir es el de Chile en donde la Universidad Católica cuenta con un ombuds que ayuda a todos los miembros de la comunidad universitaria en la atención y resolución de conflictos. Gracias a José Ignacio por haber aceptado la entrevista e ilustrarnos sobre su importante labor.

  1. ¿Cómo surgió la iniciativa de contar con una Oficina de Ombuds en la Pontificia Universidad Católica de Chile?

Esta iniciativa tiene su origen en el año 2013, cuando un grupo de profesores de la universidad junto con la Federación de Estudiantes (FEUC), comenzaron a propiciar la idea de instalar en nuestra universidad un Defensor Universitario. Se tenía conocimiento de la existencia de esta figura en varias universidades del mundo, especialmente norteamericanas, la que cumplía un interesante papel para una adecuada convivencia entre los diferentes estamentos que conforman una organización como la universidad, por lo que les parecía interesante replicar ésta institución al interior de nuestra comunidad, como una manera de evitar el escalamiento de conflictos propios de las relaciones humanas así como también que velara por los derechos de las personas. La iniciativa fue muy bien recibida por la Dirección Superior de la universidad y, el propio rector, incentivó su creación, formando una comisión integrada por profesores, alumnos y funcionarios que se abocara a estudiar la forma de implementarla, establecer sus funciones y la manera de cómo elegir a la persona que ocuparía el cargo de Ombuds. Como una forma de interiorizarse del resultado logrado por esta institucionalidad en ambientes universitarios, la Federación de Estudiantes de la universidad, a través de la Consejera Superior de la época, Javiera Sánchez, en conjunto con profesores y administrativos, organizaron un Seminario Internacional, al que fueron especialmente invitados el ex Ombuds de la Universidad Autónoma de México, Leoncio Lara y el Ombuds de la Universidad de Bielefeld, Alemania, Heinz Neuser, con la finalidad de conocer su experiencia en el cumplimiento de sus funciones y validar su posible instalación en la nuestra.

Por su parte, la comisión creada para este efecto, elaboró un documento que sirvió de base para que la Secretaría General de la universidad lo transformara en el Reglamento del Ombuds, Defensor o Mediador Universitario, documento que fue sometido a la consideración al máximo organismo colegiado de la universidad, el Honorable Consejo Superior, por parte del rector Ignacio Sánchez, el que lo aprueba con fecha 23 de octubre de 2013. En él se establecen las funciones del Ombuds, su ámbito de acción, la forma de elegirlo y su tiempo de duración en el cargo. En consecuencia, la génesis del Ombuds en la Pontificia Universidad Católica de Chile, fue una iniciativa que contó con la participación y el apoyo de todos los estamentos que conforman la comunidad universitaria.

  1. ¿Por qué se interesó en ser ombuds? ¿Cuál fue su motivación al aceptar este trabajo?

Durante mi permanencia en la universidad, por más de 45 años, he ocupado diferentes cargos de gestión universitaria, entre otros el de director del Instituto de Geografía por 4 períodos de 3 años cada uno y 4 períodos como decano de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política de 3 años cada uno. En el desempeño de estas funciones debí enfrentar diversas situaciones muy similares a la que desarrolla el Ombuds, ciertamente en un ámbito más reducido. Es por ello que cuando se me ofreció asumir esta responsabilidad, teniendo en consideración que mi nombre figuraba como uno de los elegibles de la quina que se le presentó al rector, por parte de la comisión que elaboró la propuesta de la creación del cargo, manifesté mi disposición para ocupar dicha posición. Por otra parte, pensé que era una linda oportunidad para retribuir a la universidad en la que me formé y en la que me he desempeñado profesionalmente, mi gratitud y lealtad, sirviéndola de esta nueva posición, la que implicaba como desafíos, además de implementar la Oficina del Ombuds, lograr su reconocimiento y validación por parte de todos los miembros de la comunidad universitaria.

  1. ¿Puede describirnos qué servicios ofrece la Oficina de Ombuds en la Pontificia Universidad Católica de Chile?

La estructura que estableció la universidad para crear la Oficina del Ombuds, responde a aquella modalidad en la que dicha oficina está abierta a todos sus estamentos, es decir, atiendo los requerimientos de alumnos de pregrado y postgrado, profesores y personal administrativo, cuya función preponderante es como dice su reglamento, “la de contribuir a una adecuada convivencia de todas las personas que conforman la comunidad de la Pontificia Universidad Católica de Chile, mediando entre ella, en caso de producirse un conflicto”. En consecuencia, el Ombuds, está autorizado por la universidad, para recibir quejas, inquietudes o preguntas sobre supuestos actos, omisiones, incorrecciones o problemas; ofrecer opciones de solución, facilitar resoluciones y examinar estos asuntos de manera independiente, informal e imparcial; y estar dispuesto a mediar en cualquier conflicto entre miembros de la comunidad universitaria y, como consecuencia del conocimiento de situaciones producidas, proponer soluciones a las situaciones que han dado origen a esos conflictos. Es decir, ofrece los servicios propios de un consejero o mediador universitario, para todas aquellas personas que estiman que sus derechos humanos y universitarios están siendo vulnerados. Para éstos últimos, su labor se enmarca dentro de la Declaración de Principios de la Universidad, sus Estatutos y Reglamentos, así como de los documentos que conforman el Magisterio de la Iglesia Católica.

  1. ¿Qué retos encontró al interior de la Universidad al iniciar el trabajo de la Oficina de Ombuds? ¿De qué manera ha podido superar esos retos?

El primer reto fue conformar y estructurar el funcionamiento de la Oficina de Ombuds, procurando establecerla en un lugar que cumpliera con las condiciones de privacidad y acogida para las personas que acudan a ella. En este sentido, fue muy importante la ayuda recibida por parte de José Martinez de Aragón quien a la sazón, se desempeñaba como Ombuds de CEPAL en Chile, el cual al enterarse por la prensa nacional que la Pontificia Universidad Católica de Chile había creado esta figura, se puso en contacto conmigo y me ofreció toda su colaboración y ayuda. El segundo reto, fue dar a conocer al interior de la universidad, conformada por más de 36.000 personas: 26.000 alumnos, 3.200 profesores y 6.800 funcionarios, el sentido y significado de esta nueva institucionalidad, para ello fue necesario recorrer las 18 facultades de la universidad, reunirse con los centros de estudiantes, profesores y personal administrativo, así como también difundir la figura a través de los medios de comunicación que posee la universidad; confeccionar un sitio web http://www.ombudsman.uc.cl y un tríptico informativo de la oficina. Para este segundo desafío, ha sido fundamental la colaboración de un comité asesor, integrado por los profesores Ana María Arón y Carlos Portales y la profesional Nuria Pedral. Un tercer reto, ha sido el lograr su reconocimiento y posicionamiento entre alumnos, profesores y administrativos, asunto que requiere de una constante preocupación, por lo que la vigencia de este reto es algo permanente de la Oficina y que tratamos de superarlo con un trabajo constante, mediante nuestra presencia en las diferentes instancias que ofrece la universidad para darlo a conocer entre sus miembros.

  1. ¿Cuáles han sido los principales logros de la Oficina de Ombuds en su primer año de funcionamiento?

Estimo que los dos principales logros durante el primer año de funcionamiento de la Oficina del Ombuds, han sido en primer término, el haber podido darla conocer a través de diversos medios de comunicación que dispone la universidad como diarios, “Visión UC” y “Enfoque”; revista “Revista Universitaria”; radio “Radio Patio UC” y página Web UC, pudiendo apreciar que con el paso de los días la Oficina de Ombuds es reconocida como una instancia válida para acudir a ella de manera fácil, segura y sin burocracia ante una dificultad. En segundo lugar, es también un logro, el hecho que hayan llegado hasta nuestra Oficina, durante su primer año, más de 100 casos, ciertamente de diferente naturaleza y complejidad, y haber logrado una alta tasa de solución, cuyo porcentaje bordea el 98%, lo que demuestra la confianza de las personas que han recurrido a esta instancia, así como la disposición de las personas involucradas por lograr un acuerdo en el conflicto planteado.

  1. ¿Puede contarnos una problemática en particular que afecte a la Universidad y de qué manera la Oficina de Ombuds es estratégica para el abordaje y solución de dicha problemática?

Si nos comparamos con otras universidades que tienen funcionando varios años esta institución, ellas manifiestan en sus informes que en términos generales, consultan o acuden a la Oficina del Ombuds alrededor de un 80% de alumnos, un 10% de profesores y un 10% de funcionarios. En nuestro primer año de funcionamiento, llama la atención que el porcentaje de profesores que han requerido de nuestros servicios esté próximo al 30%. Probablemente los profesores no disponían de una instancia donde manifestar algún desacuerdo, ya sea entre pares, o bien con sus autoridades, y donde una de sus principales quejas dicen relación con el derecho a respuesta ante una determinada solicitud. En virtud de lo anterior, hemos programado para el próximo mes de abril del año en curso, una jornada destinada a los principales líderes de opinión al interior de la universidad, donde abordaremos el tema del “buen trato” en su sentido más amplio, como una forma de avanzar hacia una cultura del buen trato entre todos los miembros de la comunidad universitaria, con la finalidad de ser reconocidos como una institución no sólo por su calidad académica, sino también por la forma como acogemos a todos quienes integran nuestra corporación.

  1. ¿Por qué recomendaría que otras universidades creen la Oficina de Ombuds?

La experiencia internacional demuestra que aquellas instituciones universitarias que han incorporado esta figura en su estructura organizacional, han mejorado enormemente la convivencia entre sus integrantes: ya sea esto expresado en el clima laboral; en la relación entre los diferentes estamentos como profesor- alumnos, profesor- autoridad, alumnos- funcionarios, o bien en la canalización de los conflictos mediante una resolución por una vía informal y amistosa. En la medida que las instituciones universitarias crecen y se diversifican, la composición de sus integrantes se hace más diversa y los conflictos afloran con mayor profusión, motivo por el cual la existencia de una institución como la Oficina de Ombuds, juega un papel esencial en la resolución de problemas, que enfrentados en sus inicios disminuye la carga emocional de quienes los sufren. Parece entonces muy razonable que las universidades, formadoras de quienes en el futuro conducirán la nación en sus más diversos ámbitos, sean además de excelentes profesionales, personas capacitadas para resolver sus discrepancias con altura de miras y respeto por el otro. En definitiva, a pesar del poco tiempo que esta oficina está en funcionamiento en nuestra universidad, estimo que su instalación ha sido un aporte a la convivencia universitaria y recomendaría fuertemente su creación en otras universidades de mi país como también en América del Sur y el Caribe.

José Ignacio González Leiva es el primer ombuds de la Universidad Católica de Chile, es doctor en Geografía de la Universidad de Barcelona, España. En la Universidad Católica de Chile es profesor titular y se desempeñó como decano de la Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política entre los años 2006 y 2013. Su área de interés prioritaria es la cartografía. Sus publicaciones se refieren esencialmente a la historia de la cartografía, cartografía topográfica y temática. También estudia la geografía electoral y urbana. El profesor González es Socio Titular Sociedad Chilena de Ciencias Geográficas y Miembro de Número de la Academia Chilena de la Historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s