Seleccionando el conciliador

FAníbal Martín Sabater y Lucy Greenwood escribieron un interesante artículo para Norton Rose Fulbright sobre las recomendaciones a la hora de seleccionar un mediador, que para el caso colombiano sería el equivalente del conciliador. A continuación se presenta el resumen de los aspectos a tener en cuenta:

  1. Considere el perfil del conciliador y que éste esté relacionado con el conflicto: “… Los conciliadores pueden ser “brokers” o evaluadores neutrales … Esta es una distinción importante que las partes deben ser conscientes de lo que pueden dar forma a su estrategia.” En el primer caso el conciliador tiene una tendencia a ser más facilitativo y en el segundo más evaluativo. En este caso es recomendable que las partes se tomen un tiempo para buscar mejor en la experiencia del conciliador el estilo que este aplica (“broker” o evaluador).
  2. Entender cómo son nombrados los conciliadores: es importante tener en cuenta el mecanismo previsto para nombrar los conciliadores en caso que las partes no se pongan de acuerdo. Si es un centro de conciliación el que hace el nombramiento, la forma de selección no es homogénea, por ello las partes deben considerar los criterios que aplican los centros para nombrar los conciliadores y seleccionar el centro que aplique criterios que se ajustan a las necesidades de las partes y su conflicto.
  3. Sea estratégico: es importante no estancarse con un conciliador, puede suceder que éste no sea aceptado por la otra parte, por ello se recomienda expandir la lista de posibles conciliadores. Otro aspecto estratégico es la disponibilidad de tiempo del conciliador, escoja uno que le dedicará el tiempo suficiente que su caso merece. Una tercera y última recomendación es pedir recomendaciones sobre el conciliador y preguntar sobre sus habilidades al momento de realizar la conciliación.

Para leer el artículo completo hacer click aquí

Anuncios

Seminario: La actitud del mediador: hacer preguntas que promueven el entendimiento, la colaboración y la resolución

AIM

Marilee Adams                                                             Foto: Marilee Adams

El 5 y 6 febrero de 2015 en Plano, Texas, Estados Unidos, la SMU y el American Institute of Mediation ofrecen un taller con Marilee Adams titulado: “The Mediator Mindset: Asking Questions that Promote Understanding, Collaboration and Resolution”

La presentación de este seminario dice: “los mediadores más sabios y exitosos hacen preguntas en la mejor manera posible para lograr los resultados deseados en sus clientes y en ellos mismos. Ellos utilizan la “actitud del mediador” para pensar y actuar estratégicamente, creativamente y colaborativamente. Ellos también empoderan a sus clientes intencionalmente para operar desde una orientación de aprendizaje y neutralizar los juzgamientos y con ello lograr resultados gana-gana.

Los interesados en asistir a este seminario pueden visitar la siguiente web: http://aiminst.com/SMU-AIM

Diplomado de conciliación en la Corporación Universitaria Republicana

Corporacion Universitaria RepublicanaFoto: estudiantes Diplomado de Conciliación

En el mes de noviembre se llevó a cabo el módulo de procedimiento conciliatorio facilitado por el narrador de este blog en el Diplomado de Conciliación en Derecho organizado por el Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho de la Corporación Universitaria Republicana de Bogotá dirigido por la doctora Claudia Yolima Forero Rodríguez. En dicho módulo se realizó un taller donde los estudiantes conocían el paso a paso de la conciliación y se trabajaban los documentos que deben elaborar los conciliadores. Tres aportes importantes de los participantes llamaron la atención:

  1. En la planeación de la audiencia de conciliación una estudiante mencionó que en la sala de audiencia de conciliación se podrían utilizar la aromaterapia y la cromoterapia, en otras palabras, el conciliador puede preparar el entorno de la conciliación con aromas y colores que faciliten un ambiente de diálogo entre las partes. Los aromas recomendados fueron la menta y el girasol y los colores el verde y amarillo claro.
  1. Sobre las invitaciones que elabora el conciliador, otra estudiante mencionó que no sería tan conveniente que en su contenido se incluyeran las peticiones y cuantía del solicitante ya que con el objeto de la conciliación (situación a conciliar) sería suficiente y que las peticiones y cuantía podrían predisponer a las personas para la primera reunión de conciliación.
  1. Otro aspecto comentado gracias a la intervención de un estudiante fue la relación que suele hacerse entre el procedimiento conciliatorio con el proceso judicial civil (ahora en el código General del Proceso). La anterior asociación hace que se piense que los roles del demandante y demandado se asimilan a los que cumplen el solicitante y solicitado. Otro ejemplo de dicha unión es que frente a los vacíos de las normas de conciliación, algunos consideran aplicables las normas del proceso civil. En este aspecto, es inconveniente para conocer el procedimiento conciliatorio el conectarlo con el proceso judicial. La conciliación y el juicio son dos escenarios diferentes de resolución de conflictos que tienen principios y pasos a seguir diferentes. El uno no complementa al otro y especialmente la conciliación busca flexibilizar el procedimiento y adaptarlo a las necesidades de las partes para que el camino de la solución de su conflicto sea sencillo y no un trámite o camisa de fuerza que se les obliga a cumplir.

Gracias a todos los participantes del diplomado por sus aportes.