¿Recuerdas tu primer contacto con la resolución de conflictos y qué te motivó el decidirte por la mediación/conciliación?

Tomando el tercer café de la tarde esta sección empieza con una historia que responde a la pregunta del encabezado. La resolución de conflictos y sus métodos de mediación/conciliación son aún poco conocidos, así es que contar el cómo el narrador de este blog terminó trabajando en esta disciplina es la primera invitación para que ustedes se animen también a contar sus historias.

En 1997 estudiando derecho en la Universidad Nacional de Colombia tuve la oportunidad de tomar la clase “La conciliación” dictada por el doctor Hernando Guevara Peñafiel, Director del Centro de Conciliación “Rafael Pardo Leal” de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. El siguiente año se hizo una convocatoria para escoger dos auxiliares docentes para el Centro de Conciliación y los requisitos para el concurso eran haber cursado la materia mencionada y escribir un ensayo. Mi amigo Jairo Cárdenas me aconsejó que nos presentáramos y después de aplicar fuimos escogidos. Para aquella época mi motivación era contar con el apoyo financiero que daba la Universidad por el trabajo, sin embargo, dicho estímulo fue cambiando en la medida en que tenía más contacto con los usuarios y realizaba conciliaciones en el Centro.

Esta primera experiencia con la conciliación como un mecanismo de resolución de conflictos fue muy satisfactoria, me agradaba recibir a las personas en conflicto y llevar a cabo una audiencia en donde ellas eran las protagonistas. En una futura publicación contaré sobre mi concepto inicial de un conciliador “exitoso” y cómo he cambiado de opinión. Estuve hasta el año 2000 en el Centro de Conciliación de mi primera alma máter. Creo que fue gracias a la oportunidad que me brindó la Universidad de tener una práctica como la conciliación lo que me llevó a pensar seriamente el ser un abogado conciliador. Las Universidades realmente toman a los estudiantes y los forman, así como el escultor da forma a la arcilla, considero que los jóvenes son fácilmente influenciables y así como en una Facultad de Derecho les pueden inculcar muy fuertemente a los futuros abogados el paradigma adversarial de ganar-perder, también pueden enseñar el paradigma colaborativo de ganar-ganar. ¡Gracias profesor Guevara por repetir tantas veces que la conciliación es un “gana-gana”!

Han pasado 17 años desde mi primer contacto con la conciliación, hoy en día cuando me encuentro con egresados de la Universidad una pregunta común suele ser: ¿A qué te dedicaste? Y cuando mi respuesta es “a la resolución de conflictos, conciliación”, la reacción es “¡Ah claro! Eso era lo que hacías en la Universidad”. Es un camino el que se recorre, lo empecé con el derecho y la conciliación y la etapa en la que me encuentro es la resolución de conflictos y los métodos de resolución de conflictos, entre ellos la conciliación. ¿Cuál ha sido tu camino? ¿De qué manera entraste en contacto con la conciliación? ¿Qué te llevó a interesarte por la resolución de conflictos y sus métodos? ¿Cumplió la universidad u otra institución un papel importante en la decisión de dedicarte a la conciliación? ¿Quién te habló primero de la conciliación? Estas son algunas preguntas que buscan invitar a los que lean esta publicación del blog a compartir sus historias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s